DIFUNDA ESTA PÁGINA.

martes, 18 de octubre de 2016

A pocos días de las elecciones Municipales.....

Que en un acto oficial del Gobierno de Michelle Bachelet, en Arica, se haya izado nuestro
pabellón Patrio en un poste de alumbrado, trasgrediendo las Leyes que establecen su uso,
nos parece inaceptable y una falta de respeto a nuestro pueblo.




 

El guirigay de la Presidencial,
por Sergio Melnick.



Lagos aceleró la carrera Presidencial y esta se tomó la agenda de inmediato. Las Municipales que ya estaban escuálidas pasaron a tercer plano, mientras el Gobierno sigue paralizado y confundido.
La Presidente Bachelet vive su propia realidad, y ahora dice cosas que nadie entiende como “atreverse a mirar su registro en Servel” y su Ministro del Interior ya es de antología, concediendo así la condición de pato cojo, sordo, manco, y ciego.


El Ministro Díaz colabora mucho en eso, y le acaba de dar un golpe a la DC y el PR llamando a reforzar eje PPD-PS para el candidato final.


En esta Presidencial anticipada, la ilusión del momento es la esperanza de la izquierda, que Guillier sea una nueva Bachelet, pero podría ser sólo un espejismo. Guillier con muy poco tino, ya dijo por los medios que consideraba a Lagos un dinosaurio, a su vez Walker dijo que Guillier es un populista y una marioneta. La izquierda dura rechaza a Lagos de plano.


En la derecha hay mucho apoyo a Lagos, lo que es un raro fenómeno. Tarud hace un poco de ruido pero todos sabemos que su verdadera aspiración es la Cancillería y probablemente lo haría muy bien, por cierto mejor que el actual Canciller. Allende ya ni sabe qué hacer y en su sector ya no dan un peso por ella. Es sólo romanticismo histórico, pero mantener el poder es lo que manda. Insulza sabe que Guillier es sólo poesía, como se le escapó al “Peta”, y mueve subterráneamente sus hilos, lo que es su especialidad. Juega a los errores de Lagos, la salida final de Allende, y la confusión total de la DC.


Sus posibilidades no son menores por el adelanto de la campaña que inducirá a los errores y da tiempo para el reemplazo. Lo mismo ocurre en el PRSD donde Luis Riveros está expectante si se cae Guillier. De manera sorprendente se autoproclama Fernando Atria como alternativa Presidencial, siguiendo a Jadue, y a Navarro que lo ha hecho tantas veces pero nadie realmente lo considera.


La formación del nuevo frente de izquierda más dura también debe observarse cuidadosamente. Aquí se juntan el PH, MAS, IC, RD, IA, eventualmente el PC, movimientos estudiantiles, anarcos, y otros.


Lo más probable es que levanten un candidato. Hirsch se mueve por ahí tratando de revivir sus momentos de fama.


La DC está en una encrucijada.
Es la segunda vez en la historia que tiene en sus manos el destino del país. Si hay primarias y la DC presenta candidato, puede ser otro chascarro como Orrego lo que la sepulta definitivamente. Si no presenta candidato significa que se entregó completamente a la izquierda, señal que ya ha mandado el Ministro del Interior. Sólo queda en pie Walker, que tiene demasiados bemoles. Burgos es probablemente la mejor carta del partido, y está esperando que la DC se desordene un poco más para aparecer.


Por el otro sector, Ossandón, que no entiende bien quién es su verdadero adversario, se dedica a perseguir odiosamente a Piñera, pero este sabiamente lo ignora, lo que le enfurece aún más. Espina se mantiene atento en la segunda línea observando cómo se desgastan los de la primera línea y le saldrá al paso a Ossandón en algún momento si Piñera decide no ir a la contienda.


Allamand también observa y dependerá de la cantidad de errores que cometan los candidatos que entraron prematuramente a la carrera. Chahuán sueña con una fantasía que no se entiende mucho. J.A. Kast sigue juntando las firmas y junto con Ossandón podrían ser un nuevo Catapilco. Felipe Kast, un diamante que la centro derecha no aprovecha adecuadamente, prepara primarias pero no se sabe con quién. La UDI no tiene ni siquiera aspirantes. De la Maza ya desapareció del mapa.


Los aspirantes que ya han renunciado son Lily Pérez, que también se había auto subido, y Velasco ya se dio cuenta de que no podía. La pregunta es si serán capaces de levantar un candidato. Por ahora está Sichel, una carta interesante pero que sería un modesto saludo a la bandera.


ME-O sigue solo contra el mundo y seguirá adelante ya que no tiene otra alternativa personal, pero no tiene opción alguna. Farkas anda por ahí siempre listo y ganoso. Yo miraría con atención a Mesina del movimiento “No más AFP”, que podría emerger como un líder populista.


En suma, la Presidencial anticipada es más ruido innecesario en un país que se polariza y no es capaz de avanzar. Pero es sólo otra manifestación más de un muy mal Gobierno. El mapa político del poder se está redibujando y no se ven buenos arquitectos en ese intento. Podríamos tener entre seis y ocho candidatos en la primera vuelta, y se podría dar la situación, aún poco probable, que a la segunda vuelta lleguen dos del mismo sector. La crisis de liderazgo que tiene nuestro país es demasiado grave.



Inflación de expectativas y malestar juvenil,
por Serio Urzúa.



¿Qué quieres ser cuando grande? Responder la pregunta a los cinco años es más fácil que a los 15. El niño contesta sin ataduras, confiesa ingenuamente. El adolescente, por su parte, debe responder de acuerdo a sus expectativas construidas en base al conocimiento de virtudes y defectos propios, de su noción de dónde está parado. Pero, ¿hasta qué punto las expectativas de los jóvenes se ajustan a la realidad?

Las pruebas Simce recogen información que permite analizar, al menos parcialmente, el tema. Tomemos, por ejemplo, la medición del 2011. En esa oportunidad, a los estudiantes de octavo básico se les preguntó: "Pensando en el futuro, ¿cuál es el nivel de educación más alto que crees que vas a poder completar?". Un 65% declaró "un título universitario" (en los colegios Municipales el porcentaje fue 54%). ¡Gran optimismo!, pues la cifra supera la tasa de matrícula universitaria entre los recién egresados de la media. Más sorprendentemente, las altas expectativas no parecen depender del desempeño académico: Un inesperado 60% de los estudiantes con Simce bajo el promedio del curso también apuesta por un título universitario.

¿Y los padres? El Simce también informa de sus expectativas. En particular, ante la pregunta "¿cuál cree usted que es el nivel de educación más alto que [su hijo] podrá completar en el futuro?", un 57% de los padres contestó un "título universitario" (43% en municipales). Así, los progenitores aparecen más cautos del futuro de sus hijos que los mismos retoños.


¿Y los profesores? En la misma medición ellos responden: "Pensando en el futuro, ¿qué nivel educacional cree usted que completará la mayoría de los estudiantes de su curso?". Ahora solo el 32% de los docentes reportó "título universitario" (16% en Municipales). Un duro golpe al optimismo.


Algunos interpretarán las cifras con ilusión. Es cierto, una juventud con altas expectativas es un motor de desarrollo. Sin embargo, las diferencias en las respuestas de estudiantes, padres y profesores no dejan indiferente. En principio, ¿no sugieren los resultados un desacople entre las expectativas de los jóvenes y la realidad?


La pregunta hay que tomársela en serio. Ante el desentendimiento de los padres del proceso formativo de sus hijos y el laxo sistema educativo (se avanza en el fin de las tareas), sería natural que la juvenil colisión entre sueños y realidad, que ajusta virtuosamente las expectativas, fuese postergada, impulsándose entonces una preocupante y vacía inflación de optimismo. Y para evitar tal enfermedad, no queda otra que darles substancia a las expectativas. Afortunadamente para esto no es necesario reinventar la rueda: La promoción del esfuerzo desde temprano y el desarrollo de la resiliencia al fracaso son los mejores inhibidores del malestar que significa darse cuenta demasiado tarde que uno no llegó a ser lo que tenía planeado "ser cuando grande".



¿Piñera vs. Lagos?,
por Axel Buchheister.



¿Será un dato que la Presidencial se dirime entre Ricardo Lagos y Sebastián Piñera, como cree el ministro del Interior? Discutible.


Respecto de Lagos, el Ministro Fernández da la sensación de vivir en la fantasía que acusa, cuando desconoce los magros resultados que arrojan las encuestas para Ricardo Lagos y el alza en ellas de Alejandro Guillier, como también el encono que le tiene la izquierda dura -que en el hecho es la que manda en la Nueva Mayoría-, que jamás lo aceptará como candidato. Además, un “arreglín” entre el ex Presidente e Isabel Allende para zanjar el asunto entre ellos, puede enajenar más a los votantes en contra de Lagos, quien se rumora sería el beneficiado por las tratativas.


¿Y en Chile Vamos? La posición de Sebastián Piñera es más expectante. Según las encuestas, no hay ningún candidato que siquiera se le acerque y, en consecuencia, todo estaría claro. Pero al adentrarse en la cifras, el asunto cambia. Conforme a la CEP, tiene un 14% de preferencias, pero hay un 62% del universo electoral que no se pronuncia. Si consideramos que la centroderecha ha tenido un voto “leal” del orden de un 40% (Evelyn Matthei, en una elección muy cuesta arriba, cosechó un 38%, que sería un mínimo), resulta que habría unos 25 puntos de votación del sector que no se pronuncia, lo que es llamativo en el caso de Piñera, cuando tiene un 98% de conocimiento y fue Presidente. Más aún, buena parte de los votantes de esos 25 puntos ya votó por él. De forma que parecen estar a la espera de una alternativa. Eso hace que Piñera será candidato sólo por “default”, si no hay nadie más.


Y nombres no faltan, por lo que interesa preguntarse qué pasa con ellos. El que más se mencionaba en un minuto era Manuel José Ossandón, pero los sondeos le han sido esquivos. Esto sorprende, cuando su principal activo ha sido su capacidad para penetrar en terreno contrario y donde vale: Puente Alto. Parte de la explicación puede ser que presenta un bajo nivel de conocimiento (65%), lo que es susceptible de mejorar.


Pero no es sólo eso, pues si volvemos a la tesis de los 25 puntos, entre los votantes propios del sector debiera haber mayor conocimiento de él. Se trata de una base que está buscando y que no lo adopta como opción. ¿Por qué? Quizás porque de tanto apuntar al sector contrario y adecuar a ello su discurso, descuida la propia base votante. La gente de la centroderecha desconfía y se siente distante de Ossandón; incluso, muchos lo ven lindando en el populismo.


Tiene que cambiar esto, porque de lo contrario carece de oportunidad. La victoria sólo se puede obtener encabezando las propias huestes, no contrariándolas.


José Antonio Kast, luego de pagar el costo de retirarse de la UDI, era de suponer que se lanzaría, pero no se plantea claramente. Además descalificó de entrada las primarias, lo que le puede acarrear la acusación de ser un candidato que divide al sector.


Dar por sentado a Piñera no tiene base sólida, salvo que los desafiantes se encarguen de dársela. Y eso sería malo para todos ellos: una buena disputa no ahuyenta votos -como se cree-, sino que los atrae.


No estamos soplando en el viento,
por Joaquín García Huidobro.



Queda una semana para las elecciones Municipales, y la tarea de convencer a los ciudadanos para que vayan a votar se hace cada vez más difícil: es como soplar en el viento, para decirlo en palabras de Dylan.

"La política es corrupta", nos dicen esos pasivos, mientras encienden el carbón para el asado dominguero. ¿Corrupta la política? Lo verdaderamente corrupto es el desinterés por la política, el hecho de quedarse en el pequeño mundo privado y hacer caso omiso de las cosas de todos.


Por supuesto que hay corrupción en la política, pero esa es una razón adicional para no quedarse en la casa: ¿Cómo no vamos a encontrar algún nombre decente entre las decenas de candidatos que nos mostrará la papeleta electoral? Y si los postulantes a Alcalde que tenemos enfrente nos parecen completamente impresentables, al menos queda el recurso al voto en blanco, que sí expresa una opinión clara de rechazo, a diferencia de la abstención, que bien puede ser pura flojera.


Ciertamente hay corrupción en la política, pero también en la medicina. ¿O me van a decir que todos los certificados y licencias médicas son limpios y transparentes? ¿Y qué pasa con los estudiantes que copian en las pruebas, o los periodistas que aceptan determinados regalos? La corrupción amenaza cualquier actividad humana, y por eso hay que estar atentos para luchar constantemente contra ella.


En todo caso, el fenómeno que observamos es muy profundo. Ya fue advertido por Alexis de Tocqueville en 1840, cuando veía, con temor, que la democracia podía degradarse en la medida en que la sociedad se llenara de "una muchedumbre innumerable de hombres parecidos o iguales, los cuales giran sin cesar sobre ellos mismos para procurarse placeres pequeños y vulgares con que llenar su alma".


Para el autor de Democracia en América, esta reclusión de los hombres en el ámbito privado no es inocente. Como contrapartida, irá acompañada por el crecimiento de un poder tutelar del Estado, una autoridad que se encargará de garantizar los goces de los individuos, pero que al mismo tiempo lo someterá todo a su suave control. "Se parecería a la autoridad paterna si, como esta, tuviese por objeto preparar a los hombres para la edad adulta, pero en realidad lo que hace es mantenerlos irrevocablemente en la niñez; le gusta que los ciudadanos lo pasen bien con tal de que no piensen en otras cosas", concluía el gran pensador francés.


En Chile se nos ha producido la peor de las combinaciones: por una parte, tenemos el Estatismo individualista de la Nueva Mayoría, que se traduce en un Estado cada vez más goloso, pero que, al mismo tiempo, promueve la formación de ciudadanos hedonistas. El reciente manual de educación sexual de la Municipalidad de Santiago es una muestra perfecta de esa mezcla entre Estatismo paternalista y liberalismo moral.


De otra parte, tenemos a la derecha sociológica con su habitual apoliticismo. Para ella, la política es mala y los políticos, unos leprosos. Además, confunde las cosas: "Como no quiero militar en un partido, entonces no intervengo en política". Lo primero es legítimo, lo segundo, en principio, resulta inaceptable, salvo que uno sea un solitario místico del valle del Elqui.


La acción conjunta, entonces, del Estatismo individualista de cierta izquierda y el apoliticismo de parte de la derecha termina por formar un clima social donde la abstención es vista como normal, e incluso como deseable.


La prédica antipolítica produce resultados sorprendentes. Hace unos días vi la propaganda de un candidato a Concejal cuyo principal mérito era ser "0% político". Al principio me indigné, pero luego vi que no había mala intención: era un ciudadano que estaba aburrido de la delincuencia y otros problemas de su Comuna. Había decidido abandonar su tranquilidad y ofrecía a los electores su colaboración en las tareas Municipales. En el fondo, ese señor había pasado a ser 100% político, solo que no lo sabía, víctima como era de la retórica antipolítica de cierta derecha. Por eso empleaba un eslogan completamente inadecuado.


En suma, no hay que desanimarse. Si la Academia Sueca fue capaz, después de tantos años, de darle el Nobel de Literatura a Bob Dylan, eso significa que todavía es posible que nuestros comodones se muevan. Quizá descubramos que no eran tan pasivos: simplemente no les habíamos mostrado bien cuán importante es hacer un par de rayitas en una papeleta. Como dice Bob: "Tan fácil de ver, tan difícil de explicar".



La decisión de Evelyn,
por Héctor Soto.



Evelyn Matthei es peleadora (lo cual no está mal para la política de hoy), rubia (lo cual puede ser complicado para una derechista), muy autónoma (lo cual la salva del gallinero de los partidos), singular (cosa que puede hacerla distinta) y dedicada a la causa (cosa que nunca está mal, al menos en quienes tienen un sentido luterano del esfuerzo).


También es encantadora, y eso puede ser un problema para las mujeres que actúan en política. Al final, el deseo de encantar o seducir puede llevarlas con facilidad a la vehemencia o a una emocionalidad sobregirada. La cátedra dice que la política se aviene mejor con la cabeza fría que con la sangre hirviente, pero atendido el tiempo que se ha mantenido en la trinchera y la experiencia que Matthei ha acumulado en este frente, eso no pareciera ser muy exacto en su caso.


A diferencia de lo que es habitual en el gremio de los políticos, donde la cantidad de invitaciones al banquete es muy reducido en relación a la manga de los que quieren comer, Evelyn Matthei se encontró con su destino -la política- casi por casualidad. Hasta que decidió afrontarlo, nada anticipaba que se iba a dedicar a la cosa pública. Dicen que su inesperado debut tuvo lugar en un programa de TV de comienzos del 88. Era un rostro fresco, bonito y distinto, que obviamente tenía que destacar en la estética decadente y pintarrajeada del pinochetismo que entonces capturaba a la derecha.


La recuerdo poco después en un programa que conducía Jorge Andrés Richards, creo, donde a ella, sentada ante un piano, se le llenaron los ojos de lágrimas al recordar un episodio doloroso. Fue increíble, porque ya entonces la televisión había dejado de ser una instancia receptiva a verdades de este calado. Esta chica se las trae, pensé. Y a lo mejor le achunté.



Efectivamente, era diferente. Era más suelta. También más impulsiva. Tenía humor. Era más liberal y quizás también más “emo”. Algunos de estos rasgos la metieron en el incordio del “piñeragate”, de la Kioto y el espionaje, pero con la misma facilidad que entró a esa madeja terminó zafando y recomponiéndose.


¿Buena suerte? No, ciertamente hubo más que eso. Y fue bien impresionante no sólo que reconstruyera su relación con Piñera, sino que también diera vuelta la hoja y se instalara entre las figuras más respetadas y queridas de su sector.


Es cierto que tuvo un pobre desempeño como candidata Presidencial. La duda es si otro u otra lo hubiese hecho mucho mejor en las circunstancias en que compitió, luego que la derecha quemara sucesivamente, en cosa de semanas, tres de sus mejores cartas Presidenciales al hilo.


A esas alturas, posiblemente el horno ya no estaba para bollos, atendida la potencia de la candidata que tenía al frente, a que Parisi le estaba comiendo votos por el lado y a que la derecha ni siquiera se presentó en su momento a dar la batalla ideológica ya desatada por entonces. Se sabía que iba a perder y eso explica que sólo obtuviera el segundo lugar, con el 25% de los votos en primera vuelta, los justos para salvar la dignidad, y el 37% en segunda, con tufillo a triunfo moral.


Derrotada, pero no vencida, ahora Matthei va por el Municipio de Providencia. No hay muchos precedentes seguramente de candidatos Presidenciales que terminen conformándose con una Alcaldía. Pero a ella no le cabe en la mente la idea del “capitis diminutio”, entre otras cosas porque nunca se le fueron los humos a la cabeza, y ahí está haciendo campaña con mucho viento en contra y el mismo temple que se le ha conocido siempre.


¿Está corriendo riesgos?
Las cifras dicen que no muchos. En la elección Presidencial pasada, Matthei sacó más votos que Bachelet en Providencia. Eso, sin embargo, no garantiza que tenga el triunfo garantizado. Bastante ha cambiado el país en estos años. Josefa Errázuriz, la Alcaldesa actual, se ha estado afirmando en su gestión luego de unos inicios más bien débiles y con mucho traspié.


Es comprensible la decisión de Evelyn Matthei de llegar a Providencia. En general, los Parlamentarios de derecha terminan apestados en el Congreso; ella fue dos veces Diputado y otras dos Senador, aunque pasó a Ministro antes de concluir su segundo mandato.


El desánimo está conectado a la sensación de pedalear en banda, a lo poco valorado que es su trabajo y a las incomprensiones que genera, incluso, en su propio sector político, no digamos en el resto. Así las cosas, llegar a un cargo ejecutivo (Ministro si se puede, Alcalde si no hay más remedio) les puede cambiar la vida. Creen que al fin podrían hacer algo donde la propia iniciativa y el esfuerzo hagan la diferencia.


La campaña Presidencial de Evelyn Matthei no fue buena. Fue improvisada (no era para menos), desordenada, inorgánica, con peleas intestinas y nunca logró instalar sus ideas-ejes con claridad. Se vieron pendones, banderas y gigantografías. Lo que nunca se vieron fueron las razones por las cuales quería llegar a La Moneda. Quienes la conocen dicen que tampoco apareció ahí la verdadera Evelyn Matthei.


¿Apareció ahora en Providencia? Difícil saberlo. Esta es la elección Municipal más a ciegas que ha visto Chile en muchas décadas. Nunca fue más brutal que ahora el fantasma de la abstención. Nunca hubo menos temperatura electoral en las calles. Nunca el trabajo político tuvo tan poca visibilidad. Así las cosas, cualquier cosa puede pasar.


Ella eligió Providencia. Habrá que esperar al domingo para saber si la comuna la elige a ella.



Guillier, la Cenicienta y el mundo de fantasía,
por Joe Black.



"Estoy seguro que la decisión, a la larga, va a ser entre Lagos y Piñera; lo otro es fantasía". La afirmación del Ministro del Interior, Mario Fernández (DC), es la frase de la semana. Y del mes. Gracias a ella pude entender lo que se teje dentro de la Nueva Mayoría en materia de candidaturas Presidenciales.


El primer ejercicio que se debe hacer es poner la frase del Ministro ("estoy seguro que la decisión, a la larga, va a ser entre Lagos y Piñera; lo otro es fantasía") al lado de la frase que dijo hace un par de semanas el propio ex Presidente Lagos en una entrevista: "En Chile se sigue haciendo política como si estuviéramos en un mundo de Bilz y Pap".


El "mundo de Bilz y Pap" se refiere al eslogan que desde la década de los 70 utilizaron dichas bebidas gaseosas, las más antiguas de Chile (Bilz fue creada en 1905 por la embotelladora Ebner). Rezaba así: "Con Bilz y Pap, un mundo de fantasía".


Ajá. Tibio, tibio, ya vamos entendiendo. Lo que quiso plantear Lagos en sus dichos a la prensa es que en Chile se hace política como si estuviésemos en un mundo de fantasía.


Entonces, o Lagos y Fernández se han estado juntando recientemente para hablar de la contingencia o tienen transmisión de pensamientos o son almas gemelas. O todas las anteriores. Porque en lo que coinciden los dos es en que cualquier candidato de la Nueva Mayoría que no sea Lagos es ficción, literatura fantástica, quimera o fábula (y uso cuatro sinónimos para no imitar al ex Presidente Piñera, que usa siempre tres).


Es decir, cuando el actual Ministro del Interior, además del ex Presidente Lagos y otros varios personeros oficialistas del PPD, la DC y el PS comentan en público el mismo concepto (que se resume en el mantra "Lagos es uno, uno y nada más; lo demás humo, humo que se va") es obvio que en la trastienda ya existe una decisión política: Ricardo Lagos Escobar será el candidato Presidencial oficialista, y punto. Respuesta definitiva.


Tal cual. Pase lo que pase.


Ustedes, con toda razón, me van a preguntar: ¿Y qué pasa con Alejandro Guillier, la figura política mejor evaluada de la Nueva Mayoría? ¿No es acaso él quien aparece mejor ubicado en las encuestas Presidenciales? ¿No es obvio que él debiese ser el candidato?


Y yo les respondo que probablemente no van a ser así las cosas. Porque -recuerden- Guillier habita en un mundo de fantasía, en un cuento de hadas político.


Fíjense. Guillier representa al Partido Radical, que en esta fábula es como la Cenicienta. Tiene dos hermanas y una madrastra que ostentan más poder que ella y que la mantienen confinada en un oscuro rincón de la política. Esos crueles seres son los otros partidos oficialistas, que se sienten con un mejor derecho a ocupar los lugares de privilegio.


¿Se acuerdan cuando el radical José Antonio Gómez tuvo la osadía de disputarle la candidatura Presidencial única a Eduardo Frei? ¿Recuerdan cómo un dirigente socialista le sacó la madre en frente de todos los periodistas porque se había "querido dar el gustito" de desafiar a los partidos grandes?


Es que así como la belleza de la Cenicienta daba lo mismo en el castillo de la madrastra, la popularidad de Guillier es irrelevante en la Nueva Mayoría. Simplemente no lo van a dejar ir al baile.


Y ojo, que en la política tampoco existen las hadas madrinas.



La dupla GG,
por Mauricio Morales.



La historia se repite. Si en 2009 el PDC y la izquierda se unían tras la candidatura de Frei y, al mismo tiempo, ninguneaban la postulación de ME-O, en 2016 sucede algo similar. Esta vez tanto desde el PDC como desde la izquierda se ha descalificado la postulación de Guillier, tratándolo de populista e, incluso, de demagogo. Dado que el PDC ya se está acostumbrando a ser una simple comparsa de los Gobiernos de la Nueva Mayoría, no es extraño que interprete la tabla de posiciones de los liderazgos Presidenciales de abajo hacia arriba y no de arriba hacia abajo.


Tempranamente, algunos de sus dirigentes no sólo han renunciado a la posibilidad de levantar una candidatura Presidencial del PDC, sino que, además, están totalmente jugados por Lagos, quien ocupa los últimos lugares del ranking según la encuesta Cadem y que, de acuerdo a la intención de voto, está lejos de ganar la Presidencial de 2017.


¿Qué le pasa al PDC? ¿Por qué se muestra tan timorato frente a la izquierda? ¿Qué le debe el PDC al PS y al PPD? Al inicio de la nueva democracia, el PDC cedió amplio espacio a la izquierda. Por instrucción de Patricio Aylwin, el PDC debió omitirse en 16 de los 60 distritos en las elecciones de Diputados de 1989. Pudiendo competir con una lista de 120 candidatos, el PDC privilegió los acuerdos, llevando sólo 45 candidatos.


Esta estrategia era razonable en un ambiente de fragilidad democrática, pero inexplicable en un período de consolidación del régimen. La cesión sistemática de poder a los partidos de izquierda terminó con un PDC debilitado y puesto al otro lado del mesón. En lugar de encabezar la coalición, se transformó en el socio mayoritario, pero en el menos influyente.


Hoy, las decisiones del PDC avanzan en idéntica dirección. Las encuestas son contundentes en mostrar que la fórmula GG (Goic/Guillier) es ampliamente superior a cualquier dupla que presenten el PS y el PPD. Goic y Guillier representan la renovación de la centroizquierda. No hay razón alguna para bloquear su emergencia o para colocar obstáculos en su desarrollo político. Es muy probable que Lagos no llegue hasta el final en su aventura Presidencial. Una cosa es tener apoyo desde arriba y otra, muy distinta, es reproducir ese respaldo desde abajo. Lagos sabe que su tiempo pasó. Sólo algunos nostálgicos aún creen en su repunte. Lo más llamativo es que esos nostálgicos estén en el PDC, partido que presenció la forma en que Lagos dañó seriamente el liderazgo de Soledad Alvear en 2005, cuando aspiraba a ser candidata Presidencial del pacto, y en 2013, cuando apoyó decididamente a Carlos Montes en la Senatorial por Santiago Oriente.


La dupla GG, por tanto, debe imponerse desde abajo. Tanto Guillier como Goic están en lugares de avanzada. El problema para ambos es que no son bien vistos por la elite. Eso les genera temor. Lo que corre a favor de ambos es que esa antigua elite no tiene el mismo poder ni la misma popularidad que en décadas pasadas. Si en 2009 Escalona podía tratar tranquilamente a ME-O como “Marquito”, ahora el contexto no lo acompaña. Sus descalificaciones fortalecen a la fórmula GG en lugar de debilitarla.


Adicionalmente, la fórmula GG tiene como atributo un carácter moderado y de centro, y no un espíritu refundacional que tanto daño ha causado al actual Gobierno. Tanto Goic como Guillier entienden que Chile necesita un Gobierno de gestión y administración más que un Gobierno que intente romper con las bases del modelo, poniendo en riesgo la estabilidad institucional que tanto ha costado conseguir.


Por último, ambos liderazgos podrían abrochar la alianza natural entre el PDC y el PRSD. Esto no implica romper con la Nueva Mayoría, pero sí dejar en claro que el país retomará el camino de la gradualidad. Para eso se necesita que ambos liderazgos pierdan el miedo y se impongan al bloqueo de esa elite que, por más que lo intente, es protagonista del pasado, pero antagonista del futuro.



El papel de los Alcaldes en la política chilena,
por Harald Beyer.



El mundo es cada vez más globalizado, pero curiosamente, por diversas razones, la vida de los ciudadanos tiene un carácter menos colectivo y más individual. En ese sentido, la realidad en la que se desenvuelven los ciudadanos es compleja para la política, una actividad que aspira a relatos comunes y ampliamente compartidos.


Por eso, ellos perciben esos relatos, a menudo, como ajenos o poco coherentes con sus propios intereses y motivaciones. No es, entonces, del todo extraño el distanciamiento con la política. Este fenómeno, a menudo, se sobreinterpreta y se ve como un riesgo para la democracia. Sin embargo, se olvida que, al mismo tiempo, la valoración de la democracia en nuestro país ha alcanzado niveles sin precedentes. Hay, por cierto, cuestionamientos a su funcionamiento y eso nos pone en terreno del debate de cómo mejorar el desempeño de nuestras instituciones y asegurar un buen diseño de nuestras políticas públicas.


Quizás el indicador más definitivo de que el cuestionamiento a la política no es definitivo, ocurre en la Comuna. El Municipio es un actor relevante en la vida de las personas y los niveles de aprobación del desempeño de los Alcaldes son relativamente buenos: un 52% de las personas se declaraban muy satisfechas o satisfechas con su gestión en el último estudio de opinión pública del CEP. Seguramente, en el espacio local ocurre casi naturalmente un mayor acercamiento entre la política y los ciudadanos. Los grandes relatos quedan de lado frente a la necesidad de resolver problemas muy específicos que afectan a una comunidad particular. El tamaño promedio del Municipio chileno, aunque obviamente hay una enorme heterogeneidad, es de poco más de 51 mil personas. Si bien es algo grande en una perspectiva comparada, es suficientemente pequeño para que sus decisiones impacten en algún grado a todos sus habitantes.


Con todo, este hecho no es suficiente para que la población esté entusiasmada con participar en esta elección Municipal. Hace cuatro años debutó el voto voluntario con una baja tasa de participación precisamente en este proceso electoral: un 43% del padrón. Se especula que esta proporción estaría en esta ocasión por debajo de estas cifras. Puede ocurrir. Debe recordarse que la evidencia comparada sugiere que las participaciones en elecciones locales, particularmente cuando no se realizan en conjunto con otras elecciones de carácter nacional, tienden a ser bajas e incluso, más de lo observado en Chile en 2012. Es posible que este fenómeno también radique en que el menor distanciamiento en una Comuna entre los ciudadanos y el Alcalde facilite controles indirectos de su desempeño, de modo que el voto no sea el único instrumento para ejercer la supervisión de su gestión.


En todo caso, los ciudadanos tienen demandas muy precisas para los Alcaldes. En la última encuesta del CEP, puestos a decidir entre diversos asuntos entre los que podían mencionar tres como prioritarios, dos son mencionados por más de la mitad de los chilenos. El funcionamiento de los consultorios y el combate a la delincuencia es una prioridad para el 58 y 51 por ciento de los encuestados, respectivamente. Esto está en línea con las prioridades para la nación toda y que es propia de un país que ha experimentado una modernización acelerada, que vuelve más urgente abordar las inseguridades que amenazan, por una parte, los progresos obtenidos con ese proceso y, por otra, los vacíos que a veces emergen en estas circunstancias. En el caso de los consultorios de salud, que son de su dependencia, indudablemente que su capacidad de influencia es mayor y hay mucho espacio para mejorar. En el caso de la delincuencia su campo de acción es más limitado, pero no por eso inexistente, como muestran diversas iniciativas comunales exitosas en este ámbito.


La menor prioridad para la población, respecto de la gestión de sus Alcaldes, la tienen el aseguramiento de un tránsito fluido (tres de cada 100 mencionan este asunto) y la provisión de espacios públicos como plazas y juegos infantiles (en este caso, 10 de cada 100).


Una demanda emergente es el control de la corrupción. Esta se ubica como una cuarta prioridad y un tercio de los ciudadanos la menciona como relevante. No cabe duda que en términos relativos, los Gobiernos locales pueden ser (y en algunos casos lo han sido) una fuente importante de corrupción. Los niveles de transparencia en muchos Municipios dejan mucho que desear, y ciudadanos que son crecientemente más críticos de este fenómeno no van a tolerar Alcaldes que no muestren un claro compromiso con dicho control. Esta es ciertamente una evolución muy positiva y da cuenta de la maduración que ha tenido nuestra democracia, donde los asuntos que importan no son solo aquellos que pueden producir un bienestar material al ciudadano promedio, sino que también reflejan una aspiración por vivir en un país mejor. Equilibrar adecuadamente estas demandas es el gran desafío de la política chilena y los Alcaldes van a comenzar a experimentarlo muy rápidamente.



Beneficios carcelarios y lesa humanidad.



La nueva Subsecretario de Derechos Humanos, en entrevista con este medio, planteó que el país debería abrirse a la discusión sobre la procedencia de entregar beneficios carcelarios a adultos mayores y enfermos terminales condenados por crímenes de lesa humanidad. “Es un tema que debe debatir el Congreso a través de una propuesta de Ley de Indulto General en caso de DDHH (…) Lo peor que nos puede pasar a los defensores de derechos humanos es perder la humanidad”.


Sus dichos motivaron la inmediata reacción de agrupaciones de DDHH, que rechazan terminantemente cualquier tipo de beneficio, y el propio Gobierno, a través de su vocero, descartó que el Ejecutivo se encuentre considerando la posibilidad de indultar a este tipo de condenados. “El Gobierno no tiene en carpeta, ni en idea, y descarto absolutamente que nosotros estemos siquiera pensando una posibilidad de un indulto en esta materia”. Las afirmaciones del Secretario de Estado resultan contradictorias a la luz del planteamiento formulado por la Subsecretario, y al tratarse de una materia no bien deliberada resulta precipitado que el Gobierno cierre la puerta a esta discusión.


El tema de conceder este tipo de beneficios cobró notoriedad cuando el sacerdote Fernando Montes planteó en junio de este año que los reclusos de Punta Peuco “tienen también que ser tratados como seres humanos”. Sus palabras provocaron revuelo, pero permitieron poner de relieve la existencia de limitaciones que solo rigen para un tipo de presidiarios. El debate fue potenciado porque un grupo transversal de Senadores presentó un proyecto de acuerdo, instando a la Presidente de la República a adoptar las medidas administrativas necesarias para dar cumplimiento al derecho penal humanitario en la aplicación de penas privativas de libertad a condenados aquejados de enfermedades graves e incurables, sin distingo alguno. Tal moción incluso recibió el respaldo del Presidente de la Corte Suprema, como un gesto importante para ir avanzado en la reconciliación nacional.


Sorprende entonces que estos primeros pasos para una discusión sobre los estándares penales y su armonización con los derechos fundamentales se vean abruptamente interrumpidos a propósito de un proyecto de Ley originado en moción Parlamentaria, que busca sustituir la normativa sobre beneficios carcelarios -la cual data de 1925- para reemplazarla por otra, en uno de cuyos artículos prohíbe que todo condenado por crímenes de lesa humanidad acceda a beneficios carcelarios. Tal prohibición desecha cualquier consideración de tipo humanitaria, consagrando la existencia de discriminaciones dentro del sistema penal que no parecen haber sido apropiadamente aquilatadas.


El país ha hecho en los últimos años avances sustantivos en materia de reconciliación, para lo cual ha puesto en marcha varios programas de reparación a víctimas de derechos humanos, creando además comisiones especiales para intentar hacer verdad sobre personas que han desaparecido o fueron víctimas de tortura o apremios ilegítimos. A pesar de ello, las heridas distan de haber cicatrizado, y los esfuerzos deben centrarse en cómo ir superando una dolorosa etapa de la historia.



Foco en la educación técnico-profesional.



Pese a que más del 40 por ciento de los estudiantes de educación superior sigue programas ofrecidos por institutos profesionales y centros de formación técnica, el debate Legislativo ha puesto el énfasis en el sistema universitario, descuidando un ámbito formativo en expansión y de crucial relevancia e impacto en el entorno laboral y productivo.


Elocuentes son los datos expuestos en el informe realizado por Universitas y "El Mercurio", en el cual se evalúa comparativamente la calidad institucional de estos establecimientos, mediante la revisión de aspectos relativos a la gestión y a la formación ofrecida por los institutos profesionales -autónomos y acreditados-, los que en la última década han expandido de manera significativa su matrícula. Hoy, esas instituciones conforman un sistema diverso en cuanto a su oferta, especializaciones y número de alumnos. La flexibilidad curricular, el menor costo y la corta duración de los programas, así como la compatibilidad con la actividad laboral -el 46 por ciento estudia en horario vespertino-, unida a una atractiva rentabilidad posterior han llevado a numerosos jóvenes a optar por una formación técnico-profesional. Lo anterior, pese al menor reconocimiento social que erróneamente se le otorga a esa formación, que muchas veces resulta de mejor calidad que un título universitario de regular nivel académico. Aún más, el país todavía no alcanza una conveniente proporción de perfil de egresados de la educación superior, como la que exhiben los países de la OCDE, la que en promedio es de un profesional por cada tres técnicos. Por el contrario, en Chile hay dos profesionales por cada técnico.


Sin embargo, las incertidumbres que han surgido tras el debate sobre la normativa del sistema de educación superior dificultan alcanzar las cifras de los países desarrollados. En efecto, a pesar de su disposición declarada, autoridades de estas instituciones reclaman por las complejas y gravosas condiciones fijadas para transitar desde una condición institucional de sociedad comercial -permitida por la Legislación vigente- hacia una organización sin fines de lucro, condición para que sus alumnos puedan acceder a la gratuidad o -en el mediano plazo- al financiamiento Estatal para cursar sus estudios. Esta indefinición en torno al alcance de la gratuidad para los alumnos de estas instituciones -que abarca un porcentaje mayor de estudiantes en situación de vulnerabilidad que las universidades- no contribuye a la expansión y mejoramiento de este tipo de formación.


La iniciativa Gubernamental de crear un consejo asesor de formación técnico-profesional puede ser un aporte en la definición de una nueva normativa para el sector, pero también lo será contar con la experiencia y la visión tanto de los actuales formadores como de los empleadores, de manera de buscar un círculo virtuoso que favorezca a los egresados mediante una formación que responda a los dinámicos requerimientos del desarrollo del país.


Evaluación de la gestión Gubernamental.



En los últimos días una serie de noticias favorables para el Gobierno han hecho que algunos analistas y voces del quehacer político diagnostiquen que estamos frente a un “punto de inflexión” para el Gobierno, lo que se traducirá en que gradualmente los índices de popularidad y gestión comenzarán a repuntar.


Los factores que pueden estar incidiendo en esta mejor percepción son variados, y si bien podrían ser enteramente casuales, también coinciden con un cierto cambio de tono del Gobierno -quizás buscando en esta última etapa una actitud más conciliadora, especialmente con los sectores más moderados de la Nueva Mayoría-, lo que de concretarse en gestos concretos podría ordenar mejor a la coalición y hacer más sostenible este aparente cambio de tendencia.


La última encuesta Adimark mostró que la evaluación de la Presidente repuntó cuatro puntos porcentuales, y mejoró en la mayoría de sus atributos, lo que constituye un cambio estadísticamente significativo. Asimismo, el Gobierno logró conseguir los votos en el Senado para aprobar la reforma Constitucional que permite la elección de Intendentes, aunque cabe lamentar que si bien se trata de una victoria política, ella se logró a costa de validar una reforma con evidentes fallas de diseño, lo que pese a ser advertido por varios Senadores, aun así dieron su consentimiento.


También parece haber contribuido a esta mejor percepción un Imacec de agosto mejor de lo que había anticipado el mercado, si bien las cifras siguen mostrando que la economía se encuentra con tasas de crecimiento muy por debajo de su potencial, sin que se adviertan reformas estructurales de fondo para producir un repunte sostenible.


La proximidad de las elecciones Municipales y la ansiedad que se está produciendo en las coaliciones para definir pronto a los candidatos Presidenciales también podrían ser factores incidentes. Probablemente ello ha contribuido a alivianar la presión sobre el Gobierno y en cambio concentrar la mirada en la contienda electoral, lo que es un fenómeno esperable y que también ayuda al debate local, pues permite volver a colocar en discusión el modelo de país al que se aspira.


Pero en esta mejor percepción también podría estar incidiendo un cierto cambio de tono, donde la intensidad con que se ha impulsado el programa de reformas parece mostrar cierta moderación, donde resulta valorable que se estén buscando acuerdos de más largo plazo. Así cabe entender el llamado que hizo la Presidente para alcanzar un “acuerdo nacional” en materia de pensiones, aun cuando las propuestas en torno al tema siguen siendo muy divergentes.


El hecho de que la reforma Constitucional haya perdido intensidad desde el propio Gobierno -proceso que contará con un presupuesto muy reducido en el erario de 2017- también puede ser interpretado como una señal de no querer poner más presión a una agenda Legislativa ya sobrecargada de reformas. Una vez que se decanten las elecciones Municipales, se podrá analizar con más perspectiva si estas señales han sido fenómenos puntuales o si efectivamente se ha producido una suerte de punto de inflexión, que se traduzca en la percepción de un Gobierno más ordenado en su agenda Legislativa y con ánimo de volver a tender acuerdos en beneficio del país.



Pueblos bien informados
difícilmente son engañados.

De nuestro Twitter

EMPRENDEDORES RESPONDEN A LAS MENTIRAS DEL OFICIALISMO BACHELETISTA.

#GolpeAlaPyme.

Hágase seguidor de Reacción Chilena

Evelyn Matthei evaluó en CNN los 3 primeros meses de Bachelet…

Impactante: Ex dirigente secundaria sería la joven encapuchada grabada por Carabineros.

LANATA : CARTA A CRISTINA FERNÁNDEZ.

Juzgue usted si Bachelet sabía o no del maremoto... , video gentileza EMOL-

"La desnacionalización del cobre no la hizo Pinochet sino que fue la concertación".

Polémica por video de la Onemi del 27F, Bachelet niega tsunami...Gentileza EMOL.

Bachalet niega tsunami a las 8:59am del 27F
Enter a long URL to make tiny:

Mantenemos este video como un homenaje a Felipe Cubillos .

De nuestras páginas

Estamos en Twitter

Follow reacchi on Twitter

Canción Nacional de Chile completa con todas sus estrofas....

Imagenes de un recuerdo siniestro

Marcha Soldados del 73, con imágenes

PARA VER COMPLETO HAGA DOBLE CLIC SOBRE EL VÍDEO.

Letra Marcha: Soldados del 73

Letra Marcha Soldados del 73

Autor: Rosabella Liniers
Compositor Gianfranco



Son hermanos los Infantes,
todas las armas y soldados del ayer
Carabineros, Marinos y Aviadores
Combatientes del 73.

Un sólo cuerpo, un sólo corazón,
noble misión, proteger a la Nación,
la frente en alto saliendo del cuartel,
los soldados del 73.

Ya dió la orden mi General,
para vencer tenemos que luchar,
no ha sido arriada jamás nuestra bandera,
orgullo eterno de nuestra libertad.

En el recuento se hace el silencio,
por los heridos, los caídos que no están,
lo lamento mi Capitán,
mi Sargento no le puede contestar.

La Patria es libre, llegó la paz,
en el desierto, el cielo, azul el mar,
ya nuestros hombres cantan victoria
Combatientes del 73

Ya dió la orden mi General,
para vencer tenemos que luchar,
no ha sido arriada jamás nuestra bandera,
orgullo eterno de nuestra libertad.

Piñera anuncia propuesta de reformas educacional y tributaria, gentileza EMOL

Padre nuestro que estás.....

Archivo del Blog

acount

Nuevo Contador de Visitas

Se produjo un error en este gadget.

A Nuestros Hombres de Armas y nuestros caídos

MARCHA SOLDADOS DEL 73 PARA VER VÍDEO COMPLETO HAGA DOBLE CLIC SOBRE EL.

Libre, Nino Bravo

Ir Mario Montes Papers

Ir Mario Montes Papers
pinchar imagen

Ir comentario Político Semanal

Ir comentario Político Semanal
Pinchar imagen

Si encuentra este libro..léalo

Si encuentra este libro..léalo
vale la pena.....

Pega presidencial pendiente:Justicia

Pega presidencial pendiente:Justicia

Producto Chileno, Producto Bueno

Producto Chileno, Producto Bueno
Además da trabajo a los nuestros.

Usted es el visitante Número