DIFUNDA ESTA PÁGINA.

jueves, 24 de octubre de 2013

Rápida mirada a temáticas de actualidad...











¿Doce opciones? Solo tres
por Gonzalo Rojas Sánchez.


Una elección Presidencial produce siempre algunos desconciertos y una que otra perplejidad. Buena cosa, porque eso ayuda a pensar.


Inmersos en la vorágine de los días normalmente trepidantes, los chilenos tenemos una oportunidad más de reflexionar cuando, cada 4 años, unos pocos compatriotas generosos se ofrecen para conducir la república. Esta vez son 9 las opciones, aunque en realidad son 12 las alternativas. Sí, porque a los candidatos se suman otras tres posibilidades legítimas: votar nulo, blanco o abstenerse.


Pero, con el paso de los días de campaña y a medida que van decantándose las ofertas de los postulantes, se van consolidando las reacciones de los electores, por lo que las opciones reales se reducen a solo tres: socialismo, humanismo, o no marcar preferencia válida. Al socialismo, en sus más variadas versiones, apelan al menos 7 de los candidatos.


Tengan o no programa, los socialistas-Bachelet, hasta el momento en que escribo, no logran articular su mamotreto como propuesta unitaria. Lo que cada una de esas postulaciones le propone al país es simplemente esto: yo, el candidato, y nosotros, mi equipo, sabemos lo que usted necesita; usted no lo sabe, usted ignora la gravedad de sus problemas y la radicalidad de las soluciones.


Al lector le pueden parecer exageradas estas afirmaciones, pero, ¿ha leído "El otro modelo", la obra canónica de los gurús de Bachelet?


Si no lo ha hecho, se aporta ahora una joyita que puede ayudar a entender por qué se afirma lo anterior: Sostienen los autores, todos ellos bacheletistas: "Cuando ciertas esferas de la existencia humana (como la salud o la educación) quedan entregadas al individuo y a su familia, el sentido de vivir en comunidad se pierde y el malestar aparece".


No le quitemos una coma a esa afirmación. Si usted es uno de esos papanatas que cree que en Chile nunca va a pasar nada (porque además tiene menos de 55 años y no vivió conscientemente la UP), dedíquele unos minutos de su intensa agenda profesional a meditar en las palabras transcritas. Que no sea yo quien le indique lo que significan; que no sea yo el que saque conclusiones. Alguna vez -ya está bien de frivolidades- concluya usted. Es cierto, eso sí, que puede presentarse una queja legítima: ¿Y al frente, para hacerle collera, hay una verdadera opción humanista?


Nos han dicho que la candidatura Matthei tiene un programa de centro, socialdemócrata, y la recomendación viene de cerca. Por cierto, nada que exprese esa concepción de la persona y de la sociedad puede concitar adhesión alguna de quienes entienden a cada chileno como un ser dotado de dignidad trascendente, con todas las consecuencias prácticas que esto implica en materias de vida, familia, vivienda, trabajo, educación, salud, recreación, etc.


¿Socialdemócrata el programa de la candidata de la Alianza? Si realmente fuera así, el 17 de noviembre no obtendrá más del 25% de los votos en primera vuelta, bajando a casi la mitad de las preferencias habituales de su sector. No son los intelectuales refinados los que piden una opción humanista. Son millones de personas sencillas quienes, con sentido común, miran a esa candidatura y, perplejas de nuevo, piden una explicación.


A poco más de tres semanas de la primera vuelta, quienes hoy quieren votar nulo nos preguntan a los que lo hicimos la vez pasada, cuando la opción Piñera nos pareció inadecuada: ¿debo hacer lo mismo?


Depende. Depende de que en las próximas semanas se explicite en la candidatura Matthei una opción auténticamente humanista, que dé esperanzas de un futuro no socialista para Chile. Si no, frente a dos males, que cada uno decida en conciencia cómo proceder.


La estrategia para el día después de las elecciones,
por Fernando Laborda.


Desde hace varias semanas, la expectativa sobre las elecciones Legislativas argentinas del próximo domingo no está centrada en un resultado que no modificaría en forma significativa el producido en las primarias abiertas del 11 de agosto, sino en las consecuencias políticas y económicas que comenzarían a verse el día después de los comicios.


Las opiniones se dividen entre quienes creen que el Gobierno de Cristina Fernández ha resuelto no cambiar nada en materia económica y quienes se ilusionan con que habrá algunas correcciones, a la luz de las rectificaciones encaradas por la Casa Rosada tras las primarias.


Los más optimistas sobre posibles cambios económicos sostienen que si la Presidente aceptó después de la derrota de agosto ceder ante el propio Sergio Massa y modificar la presión del impuesto a las ganancias sobre los trabajadores asalariados, además de actualizar el esquema monotributista para aliviar a este sector, bien podría seguir admitiendo la necesidad de más reformas.


El acuerdo con empresas extranjeras que le ganaron a la Argentina disputas en el Ciadi (el órgano de solución de controversias del Banco Mundial) por litigios comerciales ha sido tomado por operadores económicos como un cambio positivo insinuado por el Gobierno. Se trata, en rigor, de una estrategia oficial destinada a destrabar el veto de EE.UU. para que el Banco Mundial siguiera ofreciendo créditos a nuestro país. Algo que demuestra que las autoridades argentinas están desesperadas por la llegada de dólares, entre otras cosas, para financiar el cada vez más abultado déficit energético.


Los más pesimistas frente a eventuales cambios económicos consideran que, antes de rectificar las distorsiones que muestra el sistema productivo, con sus elevados costos en dólares, y el atraso tarifario, el kirchnerismo optará por ponerle más parches al modelo actual y dejarle la pesada tarea pendiente al Gobierno que asuma en diciembre de 2015. Pese a que este diferimiento haría prever mayores problemas de competitividad y un menor nivel de actividad económica, en el Gobierno existiría la convicción de que el riesgo de que la situación económica estalle antes de los dos próximos años es relativamente bajo.


Las mayores dudas se relacionan con el futuro del equipo económico. Los rumores sobre el alejamiento de la Secretaría de Comercio Interior de Guillermo Moreno, impulsados por él mismo, al igual que el del Ministro de Economía, Hernán Lorenzino, dan cuenta al menos de que existe un creciente internismo en las filas del Gobierno cristinista. Es más que probable, también, que no pocos líderes territoriales del peronismo, aun cuando hasta ahora vienen acompañando al Gobierno Nacional, reclamen cambios no menores si el resultado electoral del domingo próximo es el que pronostican las encuestas. La avanzada del Gobernador bonaerense, Daniel Scioli, la semana pasada en un coloquio empresarial (IDEA), donde admitió que el camino elegido para enfrentar la inflación no ha dado resultados, se vuelve en tal sentido muy sugestiva.


La diferencia que obtenga la lista del Frente Renovador, encabezada por Massa, frente a la del oficialista Frente para la Victoria, que lidera Martín Insaurralde con el protagónico respaldo de Scioli, será clave para determinar no solo el lanzamiento hacia la carrera Presidencial del Intendente de Tigre, sino también el grado de fortaleza con el que se quedará el Gobernador de Buenos Aires.


¿Podrá Scioli recomponerse de una derrota por un margen que podría duplicar el logrado en las primarias por Massa? Si bien será difícil remontar esa caída, los sciolistas se entusiasman con un dato tomado de la encuesta de Management & Fit concluida la semana última, que frente a la pregunta "¿Quién considera que estaría más preparado hoy para manejar el país?", señala que el 21,4% de los consultados en todo el país mencionó a Scioli, contra el 19,1% que citó a Massa.


Aunque, según informes médicos, la evolución de la Presidente tras la intervención quirúrgica que se le practicó el 8 de octubre es positiva, la salud de Cristina Fernández seguirá siendo fuente de incógnitas y de especulaciones políticas. Y en el sciolismo se ha dejado trascender que, si un agravamiento de la salud Presidencial derivara en la aplicación de la Ley de acefalía y en la elección por parte de la Asamblea Legislativa de un Presidente que completara el actual mandato, el Mandatario bonaerense se sentiría en condiciones de asumir el desafío.


Tales hipótesis no figuran en los planes de ningún integrante del núcleo más ideologizado del kirchnerismo. Sobre todo, después que las últimas encuestas exhibieron un crecimiento en el nivel de imagen positiva de la Presidenta (Management & Fit la situó en el 43,9%, nueve puntos más que un mes atrás) y ante la posibilidad de que el cristinismo pueda esgrimir, con más picardía que fundamentos, que nadie podrá responsabilizar de la derrota en las urnas a alguien que en las tres semanas previas al acto electoral estuvo convaleciente y al margen de la campaña.


Caso Fragatas: perfeccionar los procedimientos.


Tras dos años de investigación, el "caso Fragatas", originado en la compra de unidades usadas a Holanda en 2005, concluyó con los tres acusados -Oficiales en retiro de la Armada- condenados a una pena de cinco años de libertad vigilada y a restituir $ 250 millones al Fisco, por lavado de dinero, cohecho, negociación incompatible y tres delitos tributarios. Lo ocurrido denota severas debilidades de los sistemas de compra de armas frente a eventual corrupción.


En las compras militares se dan algunas condiciones facilitadoras adicionales para esta figura, lo que explica que en todo el mundo sea un área en la que semejantes episodios no son infrecuentes. Sucede así porque los equipos son poco estandarizados y no fácilmente comparables entre proveedores, en especial los ya usados, lo que hace difícil determinar si los valores pagados son los que corresponderían. Además, en el pasado nuestras evaluaciones no consideraban el costo de ciclo de vida del equipo, por lo que una compra que parecía tener una buena relación calidad-precio resultaba no tenerla cuando se consideraban los costos de mantenimiento y operacional. Peor aún, como estos últimos no estaban considerados en los presupuestos militares, en ocasiones no era posible utilizar lo adquirido. Afortunadamente, esto ya no ocurre y se comparan los equipos bélicos sobre la base de una estimación de los costos totales durante su vida operacional.


Los procesos de evaluación tienen problemas de diseño conceptual que facilitan la corrupción: cuando se evalúan miles de aspectos (como sucedió en la compra de los F-16) es fácil dar peso a factores que no son importantes y quitárselo a otros que sí son relevantes, sin que sea fácil detectarlo, por lo que la evaluación es manipulable. Otras dificultades se relacionan con la relativa autonomía de las Fuerzas Armadas, que tiene ventajas en algunas dimensiones y problemas en otras, como en este caso. Esa autonomía les hace difícil aceptar supervisión externa de sus procesos de compra, y su esquema jerárquico hace difícil transparentar los problemas que puedan aparecer. Asimismo, la participación en las ventas de Codelco -aunque no puedan gastarse con autonomía de Hacienda- contribuye a la percepción de que las compras militares disponen de cierta independencia, a diferencia de otras instituciones.


En Chile, las irregularidades han sido escasas, pero es aconsejable una reforma del sistema de compra de armas que reduzca la posibilidad de corrupción, lo que debería incluir mecanismos de control externo que consoliden ante la opinión pública la confianza en su corrección.


A este respecto, es interesante el ejemplo de la Empresa de Ferrocarriles del Estado. Luego de la fallida compra de trenes españoles de segunda mano durante el Gobierno del Presidente Lagos, EFE solo podría hacer compras importantes si estaba en condiciones de demostrar transparencia. Por eso, para la reciente compra de trenes nuevos para el Metrotrén a Rancagua se estableció un nuevo esquema de compras: una comisión de notables, externos a EFE, creada con la única función de garantizar los procedimientos y su formalidad. No evaluaba los equipos (ni tenía la capacidad técnica para hacerlo), sino que verificaba las metodologías, la calidad de los equipos evaluadores, que las evaluaciones fueran idóneas y transparentes, y garantizaba que el proceso no evidenciara corrupción. Los resultados han sido buenos, y una empresa con reconocidos problemas en la compra de equipamiento en el pasado en esta ocasión no ha motivado quejas. Es una fórmula lenta y ardua, pero quizá una adaptación de ella, al menos en cuanto a la supervisión externa, la idoneidad del personal y la certificación de que los resultados se ajustan a lo requerido, podría mejorar los procedimientos actuales de compras de las Fuerzas Armadas, despejando eventuales suspicacias.


Dificultades en la tramitación de la “Ley Emilia”.


La tramitación de la llamada “ley Emilia” -una propuesta que se originó en un proyecto presentado por varios Diputados, que busca endurecer las sanciones cuando hay resultado de muerte producto de conducción en estado de ebriedad- no ha logrado encontrar una discusión serena en el Congreso, al punto de que el Senado y la Cámara de Diputados no consiguen ponerse de acuerdo en un texto definitivo. Ello hace recomendable no seguir con su tramitación hasta que sea posible retomar su discusión técnica, ya que existe el riesgo de que en su redacción actual se termine aprobando una Ley que podría introducir significativos desbalances en la legislación penal, lo que es inconveniente.


El lamentable fallecimiento de una menor de sólo nueve meses de edad, a comienzos de este año, producto de la conducción temeraria e imprudente, provocó honda conmoción en la ciudadanía y dio pie para que se elaborara esta iniciativa Legal, que aumenta drásticamente las penas de cárcel para el delito de conducción en estado de ebriedad, al considerar que la Legislación actual no lo castiga de manera suficiente. Su discusión Legislativa se ha prestado para todo tipo de controversias, y el debate técnico ha terminado siendo reemplazado por descalificaciones y competencias por ostentar dureza ante la opinión pública. Es perfectamente legítimo que accidentes tan graves como el ocurrido motiven una reflexión en la sociedad sobre la efectividad de la Legislación para sancionar ciertas conductas, pero ello debe ser hecho en armonía con el resto de la Legislación penal, porque, de lo contrario, se abre espacio para ocupar la Legislación con finalidades que no necesariamente miren el interés general.


El proyecto que aprobó la Cámara de Diputados en primer trámite estableció penas que en caso de lesiones gravísimas podrían llegar a 10 años de cárcel, y si hubiere resultado de muerte, dicha penalidad podría elevarse hasta 15 años. El Senado introdujo una serie de cambios que también apuntaban a endurecer las sanciones, pero redujo la máxima penalidad a 10 años y condicionó la aplicación de ésta a una serie de requisitos. Ello motivó la formación de una comisión mixta, pero su informe -que en general apunta a atenuar las sanciones en este tipo de casos- no fue aprobado por la Cámara de Diputados. La tramitación Legislativa ha quedado así entrampada, pero cabe reconocer que el Senado ha actuado acertadamente, ya que, de lo contrario, se habría aprobado una Legislación desbalanceada, que habría dejado a este tipo de delitos con una penalidad significativamente mayor respecto de otro tipo de homicidios igualmente graves, sin que exista una justificación clara para ello.


Una discusión como la que se ha planteado exige que ella sea llevada en un contexto donde se busque la armonía con el resto de la Legislación penal, en el cual resulta legítimo preguntarse si las penas que sancionan el homicidio en sus distintas agravantes son razonables o bien insuficientes. Se trata de una discusión de largo alcance -la que, por ejemplo, podría tener lugar en la comisión Presidencial que estudia la actualización del Código Penal-, pero que difícilmente podría ser bien resuelta en una Legislación puntual y que ha sido discutida con premura. Sobre ese particular, conviene recordar lo dificultoso que muchas veces resulta probar Judicialmente y fuera de toda duda la conducción en estado de ebriedad, y de allí la complejidad que reviste la revisión de este tipo de sanciones. El Congreso tiene ahora la oportunidad de retomar el debate y lograr una legislación que concite un amplio consenso.


Concesiones y rigor.


El Gobierno ha anunciado un ambicioso plan de licitación de obras públicas para lo restante de su Mandato, que incluye el puente de Chacao, el nuevo aeropuerto de Santiago, Américo Vespucio Oriente y varios hospitales, entre otras, todo lo cual suma varios miles de millones de dólares. Ante esto, miembros de la campaña Presidencial de oposición han advertido que puede ser imprudente licitar proyectos cuyos diseños no estén desarrollados y sean aun solo conceptuales. De otra forma -advierten-, el costo de corregirlos una vez adjudicados los contratos puede ser muy alto.


Pese a la reconocida capacidad de la Ministro y del Subsecretario de Obras Públicas, así como del Director de Concesiones, enfrentan el hecho de que llevan poco tiempo en sus cargos, por lo que les ha sido difícil enmendar los defectos o recuperar del todo los retrasos en los proyectos heredados del pasado, tanto de más antiguo origen como algunos más recientes. Entre estos últimos, los hay que sugieren potenciales deficiencias, tales como especificaciones de pavimentos que no resistirían el paso de vehículos pesados, un hospital al parecer parcialmente localizado en zona con riesgo en caso de maremoto, o no se advirtió que el Municipio estaba en proceso de cambiar el plano regulador, por lo que el proyecto pasaría por un nuevo seccional. Otros no están suficientemente desarrollados, como la concesión a Farellones, que casi no incorporaba mejoras al trazado en el tramo entre avenida Las Condes y Corral Quemado.


En el caso de los hospitales, se están terminando los proyectos de Maipú y La Florida, que auguran ser ejemplos exitosos de concesiones, como resultado de un largo proceso previo a la licitación en el que se revisó el diseño en conjunto con las empresas interesadas. Por lo tanto, la concesionaria conocía el proyecto en detalle al ser adjudicado, lo que permitió que una iniciativa compleja haya tenido retrasos de solo pocos meses. Esta práctica parece menos rigurosa en los últimos proyectos, y los nuevos hospitales se licitarían -el de Antofagasta sería el primero- sin esa etapa previa de trabajo conjunto. Así, por la complejidad de estos emprendimientos, podrían aparecer luego costosas sorpresas cuando se construyan, si no hubieren sido revisados con la acuciosidad que demandan el buen servicio a los usuarios y los montos de fondos públicos involucrados.


El riesgo de licitar sin un diseño bien concebido es que se deba renegociar al poco tiempo. Conviene, pues, redoblar la prudencia en las licitaciones durante período Presidencial que termina. Esto es especialmente válido porque los proyectos de Américo Vespucio Oriente, puente sobre el Chacao y aeropuerto de Santiago son complejos, y algunos han recibido críticas que en algunos casos parecen fundadas. Tal vez sería útil concentrar los esfuerzos y los recursos humanos de la Dirección de Concesiones en estos proyectos, para así licitarlos con un diseño muy acabado, sin abrir flanco a los interrogantes actuales.


Como es obvio, este rigor interesa a toda la ciudadanía, cuyos impuestos financian tales obras, y a los usuarios de las mismas. Pero también interesa determinantemente al gremio mismo de concesionarios, pues esa industria ha hecho posible avances gigantescos en la infraestructura chilena, que no siempre son valorados como tales por la población. Esto, porque aquel ha omitido explicar constantemente que, con todas las imperfecciones que haya podido tener, el balance del sistema de concesiones es muy positivo para el país, y merece ser preservado, perfeccionado y extendido en lo que proceda.


Más censura en Venezuela.


En seis meses de Gobierno, Nicolás Maduro no ha podido enderezar el rumbo al precipicio de la nefasta política económica de Hugo Chávez. Y tampoco lo ha querido. Insiste en profundizar la "revolución bolivariana" que no ha traído sino penurias a parte de la población (aquella que no recibe subsidios ni está en la lista de pagos del Gobierno), una inflación galopante, una escasez de bienes desconocida hasta ahora y que no corresponde a un país rico en petróleo, con un precio histórico.


Maduro, sin el carisma de Chávez, tiene poco margen de maniobra. No logra evitar las pugnas internas del Gobierno, que se divide entre "ideológicos" y "pragmáticos". Los primeros quieren llevar la revolución hasta el límite; los segundos piensan que deben rectificar ciertos aspectos. Pero ninguno concluye que todo el modelo es un fracaso. Por el contrario, quieren seguir con su socialismo del siglo XXI, incapaz de satisfacer las necesidades de la población. Tan mala es la situación, que Heinz Dieterich, ideólogo de Chávez, señala que Maduro (con quien no es tan afín) tendría los días contados y podría verse enfrentado a elecciones anticipadas.


Ante este panorama económico desolador, en el que los precios de los alimentos han subido 70%, Maduro busca culpables y los encuentra en la oposición, que denuncia la ineptitud Gubernamental, y en la prensa, que no hace sino informar.


Hace pocos días, el Presidente pidió que los responsables de un titular periodístico que no le gustó, "La gasolina la echan a gotero", fueran llevados a la cárcel. La Fiscalía inmediatamente abrió una investigación y la Fiscal anunció que había comprobado en terreno que la información era falsa. Con estos antecedentes, parece obvio que la Justicia, no independiente, sancionará al diario en cuestión. Además hay un expediente abierto contra Globovisión, por crear "zozobra" en la población con informaciones sobre escasez de productos.


Los intentos de censura a la prensa no están solo en las amenazas y denuncias Judiciales. Directivos de El Nacional en la SIP denunciaron falta de divisas para importar tinta, papel y maquinarias.


Más grave aún, hace unos días, Maduro firmó un decreto que crea un organismo censor con amplios poderes, que podría ser un golpe rotundo a la libertad de expresión y prensa en Venezuela.


El jefe del Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria (Cesppa) "podrá declarar el carácter de reservada, clasificada o de divulgación limitada a cualquier información, hecho o circunstancia, que en cumplimiento de sus funciones tenga conocimiento o sea tramitada" en el ente censor. Y su tarea, según el decreto, será "solicitar, organizar, integrar y evaluar las informaciones de interés para el nivel estratégico de la nación, asociadas a la actividad enemiga interna y externa, provenientes de todos los organismos de seguridad e inteligencia del Estado y otras entidades públicas y privadas, según lo requiera la Dirección Político-Militar de la Revolución Bolivariana".


El Colegio de Periodistas venezolano y la SIP han rechazado categóricamente esta nueva intentona de amordazar a la prensa en Venezuela, que estiman un paso más "en la configuración de un sistema totalitario en materia informativa", con las consecuencias esperables para una sociedad que enfrenta el autoritarismo de los herederos de Chávez.


Las lecciones de Argentina.


La entrevista al ex Ministro y dos veces candidato Presidencial argentino Ricardo López-Murphy, publicada el martes, no sólo resulta reveladora de los graves problemas que enfrenta la nación vecina, sino que constituye una advertencia respecto de los riesgos de un enfoque equivocado de nuestras opciones en el marco de la política regional. En efecto, sus opiniones son claramente críticas de medidas como los controles cambiarios y de los precios, y por cierto del maquillaje de las estadísticas que intenta disimular la inflación, lo cual ha perjudicado la actividad económica y a los propios consumidores, logrando con la crisis energética algo que parecía imposible: que el trigo sea escaso en Argentina. Lamenta las dificultades que han encontrado allá los inversionistas chilenos, por su aporte al empleo y a las buenas prácticas empresariales, atribuyendo la situación de LAN a la maniobra de un grupo oficialista que controla la respectiva empresa Estatal para ocultar sus fracasos.


En relación a las elecciones del próximo domingo en su país, el destacado economista considera que sería un avance extraordinario que en el futuro cambiara la orientación hacia políticas como las que siguen Chile, Uruguay, Perú y Brasil, con distintos matices pero con las reglas de comportamiento que hoy predominan en el mundo, para atraer la inversión, crear empleos productivos y resolver los actuales conflictos internos. Por lo mismo, en el caso de nuestra propia decisión electoral de noviembre, le preocupa que se vea afectada la línea de notorio desarrollo seguida hasta ahora y que los chilenos “estropeen lo que está yendo bien” y que, en cambio, “arreglen lo que les ha estado dando resultado”.


Este llamado de atención tiene fundamento no sólo en la comparación con lo que ocurre en Argentina, sino con el panorama general de la región y con las tentaciones de varios candidatos nacionales. En América Latina se multiplican las entidades que abarcan a todos o algunos de nuestros países con propósitos de cooperación política o económica, que se reúnen con frecuencia y en general exhiben magros resultados, como ha sucedido con Unasur (donde el Gobierno chileno ha colaborado activamente), en Mercosur y hasta en las cumbres iberoamericanas, con tan escasa concurrencia reciente que acaban de decidir efectuarlas sólo cada dos años. Contrasta esa realidad con la de la Alianza del Pacífico, cuyas posibilidades de relacionarse no sólo con el Asia ribereña sino con todo el mundo acaba de destacar esta misma semana el Presidente Humala en el XIV Foro Iberoamérica, pero es vista con injustificada sospecha por la izquierda chilena.


Sería ciertamente un despropósito que el muy posible Gobierno de la Nueva Mayoría (para no mencionar candidaturas testimoniales y extremas en su rechazo a ese pacto) dejara de lado el positivo trabajo cumplido hasta ahora en conjunto con México, Colombia y Perú en favor de un crecimiento de las economías regionales, abierto a la participación de las naciones que en gran número se han manifestado interesadas, para aprovechar mejor las oportunidades que brinda el área del Pacífico. Peor aún que lo hiciera por prejuicios políticos o por preferir la orientación crecientemente populista y, en la práctica, frustrada de los regímenes agrupados bajo la enseña bolivariana, o incluso la de quienes en la vertiente atlántica piensan erróneamente que no tienen cabida en esa amplia convocatoria.


Una carta para meditar.


Señor Director:

Candidatos.


Considerando la gravedad de la reciente información sobre las acciones Judiciales en contra del Sr. Parisi y la familia de este, es sorprendente que los antecedentes Judiciales, policiales, crediticios y morales de todos los candidatos, pero especialmente de aquellos que aspiran a la Presidencia de la República o al Congreso, no sean debidamente investigados por las autoridades correspondientes y, por sobre todo, por los medios de comunicación que a diario nos informan sobre cosas y eventos mucho menos importantes de cada candidato.


Pareciera que los hermanos Parisi escucharon la popular canción de Albert Hammond “échame a mí la culpa de lo que pase” y ahí mismo decidieron quién sería el culpable.


María Olga Fernández, Empresaria, ex animadora de TV.


A 24 DÍAS DE LAS ELECCIONES A LA PRESIDENCIA.


Entre una candidata clara, honesta y frontal, como Matthei y una “muda” que se corre de la posibilidad de debatir de verdad, como Bachelet, sin duda alguna nos quedamos a ojos cerrados con la primera.


Pueblos bien informados
difícilmente son engañados.

De nuestro Twitter

EMPRENDEDORES RESPONDEN A LAS MENTIRAS DEL OFICIALISMO BACHELETISTA.

#GolpeAlaPyme.

Hágase seguidor de Reacción Chilena

Evelyn Matthei evaluó en CNN los 3 primeros meses de Bachelet…

Impactante: Ex dirigente secundaria sería la joven encapuchada grabada por Carabineros.

LANATA : CARTA A CRISTINA FERNÁNDEZ.

Juzgue usted si Bachelet sabía o no del maremoto... , video gentileza EMOL-

"La desnacionalización del cobre no la hizo Pinochet sino que fue la concertación".

Polémica por video de la Onemi del 27F, Bachelet niega tsunami...Gentileza EMOL.

Bachalet niega tsunami a las 8:59am del 27F
Enter a long URL to make tiny:

Mantenemos este video como un homenaje a Felipe Cubillos .

De nuestras páginas

Estamos en Twitter

Follow reacchi on Twitter

Canción Nacional de Chile completa con todas sus estrofas....

Imagenes de un recuerdo siniestro

Marcha Soldados del 73, con imágenes

PARA VER COMPLETO HAGA DOBLE CLIC SOBRE EL VÍDEO.

Letra Marcha: Soldados del 73

Letra Marcha Soldados del 73

Autor: Rosabella Liniers
Compositor Gianfranco



Son hermanos los Infantes,
todas las armas y soldados del ayer
Carabineros, Marinos y Aviadores
Combatientes del 73.

Un sólo cuerpo, un sólo corazón,
noble misión, proteger a la Nación,
la frente en alto saliendo del cuartel,
los soldados del 73.

Ya dió la orden mi General,
para vencer tenemos que luchar,
no ha sido arriada jamás nuestra bandera,
orgullo eterno de nuestra libertad.

En el recuento se hace el silencio,
por los heridos, los caídos que no están,
lo lamento mi Capitán,
mi Sargento no le puede contestar.

La Patria es libre, llegó la paz,
en el desierto, el cielo, azul el mar,
ya nuestros hombres cantan victoria
Combatientes del 73

Ya dió la orden mi General,
para vencer tenemos que luchar,
no ha sido arriada jamás nuestra bandera,
orgullo eterno de nuestra libertad.

Piñera anuncia propuesta de reformas educacional y tributaria, gentileza EMOL

Padre nuestro que estás.....

Archivo del Blog

acount

Nuevo Contador de Visitas

Se produjo un error en este gadget.

A Nuestros Hombres de Armas y nuestros caídos

MARCHA SOLDADOS DEL 73 PARA VER VÍDEO COMPLETO HAGA DOBLE CLIC SOBRE EL.

Libre, Nino Bravo

Ir Mario Montes Papers

Ir Mario Montes Papers
pinchar imagen

Ir comentario Político Semanal

Ir comentario Político Semanal
Pinchar imagen

Si encuentra este libro..léalo

Si encuentra este libro..léalo
vale la pena.....

Pega presidencial pendiente:Justicia

Pega presidencial pendiente:Justicia

Producto Chileno, Producto Bueno

Producto Chileno, Producto Bueno
Además da trabajo a los nuestros.

Usted es el visitante Número