DIFUNDA ESTA PÁGINA.

lunes, 21 de octubre de 2013

Ecos del fin de semana...














Elogio de la vergüenza
por Joaquín García Huidobro.


Nadie conoce el momento preciso, pero en los últimos meses algunas figuras públicas en nuestro país parecen haber perdido la vergüenza. Esta misma semana podemos constatar varios ejemplos de ese curioso fenómeno. El más sonado lo protagonizaron un Fiscal y un Juez, que no hallaron mejor forma de componer el entuerto causado por unos manifestantes en una sede del Congreso Nacional que mandarlos a hacer lo que más les gusta: promover la campaña para marcar el voto y pedir asamblea constituyente.


En vez de castigar, premian. Además, ¿habrían propuesto un acuerdo semejante con alguien que ofreciera servir a la comunidad con un proyecto “de derecha”? ¿Promoviendo, por ejemplo, la privatización de Codelco o el proyecto HidroAysén? Pero como se trata de una causa de izquierda, los defensores de la Justicia pueden llegar a una solución impresentable sin ponerse colorados.


¿Cómo explicar lo inexplicable? Un representante gremial de los Fiscales intentó hacerlo, comparando este acuerdo con el que se había producido en el caso Farmacias. Según él, el trabajo a favor de la asamblea constituyente es semejante a los cursos de ética que se exigieron a los ejecutivos sancionados. Falso: en los cursos de ética se dicen cosas en las que uno tiene que mejorar, y no se limitan a darle en el gusto al auditorio.


Sí habría sido equivalente someterlos a un estudio acelerado del Manual de Carreño, que por lo menos enseñe a esos manifestantes que no es de buen gusto subirse en las mesas del Congreso. Además, la falta de vergüenza lleva a ese Fiscal a olvidar que en el caso Farmacias los ejecutivos imputados tuvieron que pagar 255 millones de pesos.


Pero no culpemos solo a Jueces y Fiscales. Esta semana 41 Diputados, un tercio del total, faltaron a la última sesión de la Cámara antes del receso electoral. Al parecer, los temas que se iban a tratar (por ejemplo, los créditos habitacionales) no justificaban un viaje al puerto. ¿Cuántos chilenos se pueden dar el lujo de faltar a su trabajo sin tener que ponerse colorados ni dar ninguna explicación?


A un mes de las elecciones, varios candidatos nos deben su programa, y ni siquiera nos piden perdón. ¿Se imagina alguien que Eduardo Frei Montalva, Jorge Alessandri o Ricardo Lagos se hubieran presentado a una elección Presidencial sin informarnos en detalle lo que se proponen hacer?


Los funcionarios del Registro Civil hicieron un paro que se prolongó por semanas, causando gravísimos daños a miles de chilenos y, pasados los hechos, no dan muestras de haberse ruborizado.
Una empresa lleva a cabo proyectos comerciales que afean las ciudades del sur de Chile, y se da el lujo de hacer oídos sordos a las protestas ciudadanas. Son las ventajas de los que carecen de vergüenza.


La vergüenza, sin embargo, es importante. Lo sabían los seleccionados de Chile y Ecuador el martes pasado, de modo que jugaron un partido en serio, aunque los dos clasificaban para el Mundial con un empate. Es lo que los comentaristas llaman “vergüenza deportiva”. No faltan hoy quienes pretenden liberar a las personas de ese sentimiento, pero con esto solo consiguen animalizarlas. La vergüenza es una sana reacción ante un hecho de experiencia: nuestra falibilidad. Supone tener conciencia de que nuestras acciones no siempre están a la altura de nuestras palabras y deseos. La vergüenza es el principio del cambio para mejor. Carecer de vergüenza, por tanto, es una desgracia enorme.


La vergüenza es una señal de que somos libres, de que podemos decir: podría haber hecho las cosas de otra manera. Manifiesta nuestra dignidad. Tal es el valor de la vergüenza que Séneca podía decir: “Un solo bien puede haber en el mal: la vergüenza de haberlo hecho”. El ser humano puede avergonzarse incluso de cosas que solo él conoce, porque siempre está ante su propia conciencia. De más está decir que hay formas patológicas de vergüenza, que es necesario aprender a superar. Pero no es este el problema de algunas de nuestras figuras públicas o de ciertas empresas. Por lo visto, el poder de que gozan las lleva a olvidar que la vergüenza es, en el fondo, uno de los nombres de la decencia.


Las Angustias de los Ganadores,
por Hermógenes Pérez de Arce.


La candidata sin programa debe estar seguramente angustiada de no poder tenerlo. Ayer cité el desconcierto de uno de sus hombres claves, Francisco Vidal, expresado en su columna de "El Mercurio", ante la misma incertidumbre. Y también hay gente que abandona su barco. Generalmente se hace eso cuando el mismo se está hundiendo, pero en este caso se trata de uno que está volviendo a flote, a tener el poder, como lo permitirá el triunfo electoral a la Nueva Mayoría, para entonces volver a contar con las arcas Fiscales para aliviar penurias.


Sin embargo, en "La Tercera" Max Colodro, otro hombre de izquierda, comenta angustiado la renuncia a la DC del ex Subsecretario y ex coordinador de la campaña de Claudio Orrego, Jorge Navarrete, dada a conocer en el mismo diario ("Adiós a la DC") y, buscando las claves de esa renuncia. Colodro escribe: "La Nueva Mayoría, hoy sin impedimentos ideológicos para ofrecer lo que la calle quiere escuchar, se niega a mostrar su programa a cuatro semanas de la elección, porque sus diferencias insalvables deben ser ocultadas a la opinión pública, en función del operativo de reparto del botín a cualquier precio".


Antes Colodro nos ha dicho que en la izquierda "en silencio hierven al ver a Sebastián Piñera cerrar el Penal Cordillera". Pero una columnista de "El Mostrador" también nos ha revelado que, por el otro lado, en "directorios y matrimonios" abundan los comentarios ácidos acerca de la traición de Piñera. En concordancia, el mismo ya renunciado Navarrete, en su columna "Doble o Nada", también en "La Tercera", hace una radiografía de Piñera y lo describe como un apostador de la política, "cuya última apuesta, nuevamente más motivada por un proyecto personal que por una convicción colectiva, podría condenarlo a lo que políticamente siempre pareció ser: un hombre que no es de allá ni de acá".


Ese hombre que está en todas partes pero no es de ninguna ha terminado con la centroderecha en ruinas, como electoralmente lo está hoy, pero no por eso la centroizquierda y la izquierda están felices, porque "el reparto del botín a cualquier precio" no hace la felicidad, aunque sirva para saciar apetitos materiales. Ellos saben que lo del "balazo en el pie" a que me referí ayer es verdad. También saben que en toda economía hay una locomotora que tira los carros y que si la dejan sin combustible a fuerza de extraérselo por la vía de los impuestos, se va a detener al tren "in the middle of nowhere" y Chile se va a convertir, primero, en otra Argentina; después, en otro Ecuador y, finalmente, en otra Venezuela, en medio del aplauso popular, pero con fecha de vencimiento a la vista, porque las cosas necesarias para vivir hay que producirlas y nunca la calle ha sido buena para eso.


A Allende también lo aclamaban en las concentraciones masivas, después que había inundado el país de billetes y expropiado o intervenido empresas y fundos, pero las cosas necesarias para vivir se habían terminado y por eso cuando lo echaron la gente estaba feliz, y ciertamente no salió a las calles a defenderlo, como esperaba él; tanto que después del 11 "se izaban banderas en las poblaciones" (Frei Montalva).


Ahora el país está feliz porque clasificó para el Mundial y porque en un mes más va a ganar "la calle", pero está, en el fondo, angustiado. Le lavaron el cerebro con falsificaciones históricas de transmisión masiva, con motivo de los 40 años del 11, pero la propia calle intuye que "la verdad está en otra parte", sobre todo cuando ve que los autores de la mistificación, en lugar de estar felices con el éxito de ella, resultan ahora ser los más desorientados y preocupados.


Persecución penal e instituciones frágiles,
por Axel Buchheister.


Las dos noticias más increíbles de la semana estuvieron por cuenta de la persecución penal. En la prensa internacional, el caso del pirata somalí capturado en Bélgica y, por estos rumbos, la “condena” de dos activistas que se tomaron el Congreso para cumplir la tarea que más les gusta: revolverla.


El primero es de no creer. Agentes de la policía Federal y Judicial belga le tendieron una trampa al más peligroso pirata somalí de los que asolan el Golfo de Adén: lo invitaron a participar en un documental de televisión, relatando su historia y como asesor en materias de piratería. Para ello, sólo tenía que ir a Bélgica a firmar un contrato. Bastó que pusiera un pie en el aeropuerto de Bruselas acompañado de otro colega, para que ambos fueran puestos a disposición de un Juez, que de inmediato decretó su prisión preventiva. Ahora deberán pagar por sus fechorías.


Confieso haber reído de buena gana: ¡un pirata que cae en el cuento del tío! Pero también sentí algo de envidia por unos encargados de la persecución penal dispuestos a incurrir en riesgos sustantivos -hay que tener sangre fría para ir a meterse a la cueva de un pirata a contarle un cuento así- para asegurar que las Leyes se cumplan. La conclusión es que en Bélgica las instituciones funcionan.


No podemos decir lo mismo aquí en Chile con el caso de la toma del Congreso. Se dirá que la gravedad no es la misma y que la comparación es una total exageración. Cuidado, porque lo que caracteriza a Somalia y permite que los piratas hagan su agosto, es que la instituciones sucumbieron. Las cosas siempre se sabe dónde parten, pero no dónde terminan; y hay variadas formas y grados de terminar mal. Por eso en las democracias que se precian hay algo que todos comparten: el respeto a las instituciones. Y nadie acepta pretextos para que se relativicen.


En nuestro país asistimos a una relativización de las instituciones, donde el Congreso lleva el primer lugar. Juristas de voz engolada proponen trampas para llamar a una asamblea constituyente y suplantar las funciones del Congreso. En el caso que mencionamos, activistas se lo tomaron por la fuerza mientras sesionaba una Subcomisión de presupuestos, se pararon arriba de la mesa de sesiones y denostaron a los presentes, con la venia del Presidente del propio Senado, que consideró contraproducente y autoritario tomar medidas. Una muestra sutil del deterioro del Congreso como institución -que consignan todas las encuestas-, es el hecho de que la prensa en estos días consignó siempre como vejado al entonces Ministro de Educación, que estaba en la sesión, pero no se menciona qué Senadores y Diputados estaban ahí. A nadie le importó, a pesar de que según la teoría política son los representantes del pueblo, los que aprueban las reglas que rigen la convivencia y ejercen el contrapeso del poder, sin el cual a la larga deviene la dictadura.


Por eso, cuando luego se trató de castigar a los responsables, es muy grave que todo haya resultado en nada o, peor aún, en una burla. Porque, ¿cómo llamaría usted al hecho de que un candidato que quiere llegar al mismo Senado que violentó, pague su culpa haciendo campaña por las ideas que lo motivaron, en la circunscripción por la cual postula?


Intrusión indebida en medios de comunicación.


El Congreso despachó el martes el proyecto de Ley de TV digital y se anuncia que el Tribunal Constitucional resolverá en los próximos días varios puntos en que hay serias dudas de Constitucionalidad. El más grave de los defectos con que se despachó este discutido proyecto radica en un nuevo concepto Legal, que podría llamarse “pluralismo activo”. Por medio de esta innovación Legislativa se trata ahora de exigir a los canales de televisión que en sus programas de noticias y opinión se incluyan contenidos que reflejen el “pluralismo”, definido por el artículo 1° como “el respeto a la diversidad social, cultural, étnica, política, religiosa, de género, de orientación sexual e identidad de género…”. Sería deber de concesionarios y permisionarios de TV “promover en los contenidos entregados la observancia de estos principios, (…) excluyendo los que atenten contra los mismos”.


Resulta Constitucionalmente inaceptable para la libertad de emitir opinión e informar el trasladar la decisión sobre la selección, intensidad y combinación de estos valores en la programación desde los medios de comunicación al Consejo Nacional de Televisión. Y ello ocurre porque la Ley impone ahora a los canales la obligación de “promover” estos valores, lo que envuelve un deber activo, y el CNTV quedaría con esta Ley facultado para adoptar medidas e imponer sanciones si, a su juicio, los concesionarios no han cumplido debidamente con un adecuado “pluralismo”.


Este pluralismo activo significa una grave intromisión en la libertad de expresión, que resultaría Constitucionalmente intolerable en cualquier país democrático desarrollado. No corresponde al Estado —y el CNTV es finalmente el Estado— reemplazar a los medios en la selección de los contenidos, aun si se quiere promover conceptos positivos. Este es un ámbito intangible perteneciente a todas las personas y a los medios, que la Constitución garantiza sin censura previa ni amenaza indebida de sanciones por un órgano Estatal. En eso consiste la garantía Constitucional que protege el libre flujo de ideas, debates y contenidos. De aceptarse este precedente en televisión, toda la prensa quedaría sujeta a la posibilidad de deberes activos de promoción resueltos por el Estado. Hasta hoy, la TV estaba sujeta al concepto de “correcto funcionamiento”, que ha sido interpretado como una obligación de no excederse de ciertos límites, pero no como una falta por omisión o ausencia de promoción. Este camino contrasta con lo fallado por el TC en enero de 2013 (caso “People Meter I”), cuando afirmó que en las comunicaciones sociales “el interés público esencial radica en la conservación de un espacio de opinión pública mediante el libre flujo de información que sustente el control social democrático”.


Peligros del obstruccionismo.


La semana pasada, tanto en la Enade como en la cena anual de la Sofofa, el sector empresarial hizo ver que el alto costo de la energía es una de las grandes amenazas que enfrenta el país, alertando sobre la necesidad de avanzar en destrabar los problemas que dificultan la construcción de nuevas centrales.


El Presidente de la Sofofa habló de la existencia de una “industria de la obstrucción” para referirse a grupos de interés que se han organizado para detener cualquier proyecto de inversión con diversos pretextos, lo que ha sido especialmente notorio en iniciativas de generación y transmisión eléctrica. Naturalmente ello ha contribuido a elevar el costo de la energía, lo que está impactando al resto de la economía. El dirigente graficó la gravedad de la situación, señalando que hay inversiones por US$ 55 mil millones que se encuentran detenidas por factores ajenos a las empresas.


Este diagnóstico ha sido ampliamente compartido, incluso por el propio Gobierno, y sin embargo no se advierten medidas audaces que apunten a resolver el problema. Los grupos de interés han encontrado terreno fértil no sólo gracias a efectivas campañas ciudadanas, sino también aprovechando el espacio de incertidumbre que ha abierto el Poder Judicial producto de la Judicialización de ciertos proyectos -en parte producto de Legislaciones ambiguas, como las derivadas del Convenio 169 de la OIT- como también de fallos que han buscado ir más allá del espíritu de la Legislación ambiental. También algunas decisiones Gubernamentales, como la tomada a propósito de Barrancones o la tardanza en definir el futuro de HidroAysén, han colaborado a la incertidumbre.


Es positivo que la Sofofa se encuentre trabajando en una agenda pro energía, que contribuya a destrabar los nudos existentes, pero este tipo de iniciativas arriesga a quedar sólo en buenas intenciones si es que detrás no hay una verdadera voluntad de quienes ostentan responsabilidades políticas por asumir los costos de este desafío.


Convención contra la discriminación de la OEA.


Inquietud han despertado los términos de la Convención Interamericana contra Toda Forma de Discriminación e Intolerancia, recientemente aprobada en la OEA, por los eventuales riesgos y conflictos respecto de derechos fundamentales que puedan provocar. Una fundada aprensión ante los problemas potenciales de dicho instrumento está motivando resistencia a su firma y ratificación, tras haber sido aprobada en la Asamblea General en Guatemala de junio pasado. Decidoramente, hasta ahora Chile y otros 30 países, entre los 34 miembros de la organización interamericana, se han abstenido de firmarla, y ninguno la ha ratificado. Esta dilación permite anticipar que su potencial vigencia se encuentre seriamente cuestionada.


No es novedad que un tratado aprobado por la OEA finalmente no sea suscrito ni ratificado por los países miembros. Esta anomalía es corriente e indicativa de la desprolijidad del proceso de negociación de las convenciones en dicho organismo. Solo 8 de los más de 30 instrumentos integrantes del Sistema Interamericano de Derechos Humanos han sido ratificados por todos los Estados americanos. Incluso el documento considerado constituyente del sistema, la Convención Americana de Derechos Humanos, está pendiente de ratificación por un tercio de los integrantes de la OEA.


En el caso de la convención sobre la intolerancia, hay reparos de organizaciones para la defensa de derechos humanos y de la Iglesia Católica. Preocupan los amplios alcances de los artículos 2° y 4°, y sus adversas consecuencias para el pleno respeto de las libertades de enseñanza y expresión. A esto se une el recelo por la politización en que ha derivado, y por la exagerada Jurisdicción que ha asumido la Corte Interamericana, encargada de interpretar y conocer los reclamos por esta y otras convenciones del continente.


Chile cuenta con un ordenamiento moderno y reciente contra la discriminación arbitraria. La Ley N° 20.609, vigente desde julio de 2012, instauró un mecanismo Judicial que permite combatirla y, a diferencia de la convención referida, ha sido transversalmente bien recibida por las distintas asociaciones de la sociedad civil.


Las autoridades deben prestar una atenta revisión al texto de la convención antes de proceder a firmarla, y abstenerse de ello si transgrede o pone en peligro derechos garantizados por nuestro ordenamiento. A la vez, corresponde a la OEA un debate sobre los mecanismos de negociación utilizados por los estados americanos en un mundo en que la negociación multilateral exitosa es cada vez más necesaria.


Lo económico y social sí, ¿y la política?


En Enade, el Ministro de Hacienda hizo una síntesis de las excelentes cifras económicas logradas por el actual Gobierno y de sus sugerentes consecuencias sociales, injustamente valoradas las primeras —como si hubieran caído del cielo, y no obtenidas por un esfuerzo de gestión— y desconocidos también los cambios sociales por la gran masa ciudadana.


Observó Felipe Larraín que tenemos el desempleo más bajo en 30 años (en 2009 había 688 mil desempleados, hoy hay 470 mil) y el mayor salario mínimo en Iberoamérica —superando los “modelos” argentino y venezolano—; suben en 3% las remuneraciones reales; reduciremos de 3,1% a 1% el déficit que recibió esta administración; en nivel de eficiencia económica, pasamos del 40° al 13° lugar en el mundo; hay casi 23 mil millones de dólares colocados en fondos soberanos. Mientras la primera colocación de deuda chilena en el exterior, por Irisarri, en 1822, fue al 10%, hoy lo ha sido al 2,379%. Chile sigue mejorando en clasificación de riesgo; estamos creciendo 2,5% más que en el Gobierno de Bachelet, y 1,7% más que el mundo, básicamente porque la inversión está hoy en 13,6% y el consumo en 8%. Y, contradiciendo la creencia de que todo esto obedece a los altos precios del cobre, probó con cifras que el mayor crecimiento económico aportó 16.400 millones de dólares adicionales en 4 años —más allá de la bonanza de aquel, que en realidad se dio durante el Gobierno anterior, y habiendo sido la minería el sector que menos creció en este período—.


Como consecuencia, tenemos últimamente un estimulante resultado social en los indicadores clásicos en los que el país ya venía progresando aceleradamente en los últimos 40 años —disminución de la mortalidad infantil, aumento de los años de educación y de los apoyos a la misma (123 mil becas en 2009, 314 mil en 2013, y en el Presupuesto 2014 se prevén 380 mil), y alza de las expectativas de vida (hoy es superior en un puesto del ranking a EE.UU.)—.


La incomprensión de estos resultados fue en cierto modo recogida por la intervención del Presidente Piñera en el mismo encuentro empresarial, que tuvo a la Presidente comunista de la CUT como expositora destacada. Así, el Mandatario exteriorizó su temor de que en el país se repita lo ocurrido en el reciente partido de fútbol Chile-Colombia, con un primer tiempo brillante, seguido de un segundo muy negativo, que nos haga retroceder a la mediocridad del subdesarrollo anterior.


La fase decisiva de la campaña.
Lo anterior contribuye a explicar que, por primera vez en comparación con las tres últimas contiendas Presidenciales, la centroderecha no tenga aún una posición competitiva pareja con Evelyn Matthei frente a Michelle Bachelet, que aparece como favorita, en un ambiente que contagia a algunos dirigentes de la Alianza. Es evidente la responsabilidad del Gobierno, el que, tras muchos logros —sumados a la reconstrucción del país luego del 27-F—, debería prolongarse en forma natural y con facilidad, como ocurrió con los tres primeros Gobiernos de la Concertación. Sin embargo, su gestión política —largamente desvaída al comienzo— ha estado marcada por autogoles, pérdidas de identidad y poca noción de la importancia de una gestión mayor que 4 años. El sueño de 2017 para el actual Presidente, propagado por corifeos de palacio e incluso por Ministros como el de Salud, debilita a la candidata a la cual el Gobierno quiere apoyar. Lo primero que exige un apoyo efectivo es materializar en la coalición de Gobierno un clima de unidad y mística, lo que difícilmente se logra si algunos Parlamentarios y dirigentes —que tratan por todos los medios de vincularse más personalmente a Piñera— invocan banderas de una “nueva” derecha descalificadora de la actual, que es la realidad de dos partidos que por algo figuran hoy entre los más grandes de Chile.


No solo estos, sino todos los partidos deben vigorizarse porque son indispensables para el funcionamiento democrático, pero lo cierto es que todas las colectividades se siguen debilitando, desgastadas en cambios y Leyes electorales hasta ahora de dudoso resultado en participación cívica. Si ellos se socavan —como ha ocurrido en otros países del continente—, las puertas quedan abiertas para populismos y caudillismos que tarde o temprano concluyen dañando al país. De allí la enorme ambigüedad y populismo que aflora en los debates Presidenciales, y la fundada inquietud por ideologismos que no se aterrizan en contornos claros, pero que hacen decaer el espíritu de emprendimiento.


En Enade, los empresarios dieron indicios de inquietud por el nuevo cuadro en que se desenvuelve la política actual, y lo expresado por los Presidentes de la CPC y de la Sofofa así parece denotarlo. Ellos son parte gravitante de la sociedad, pero en las últimas décadas han hecho contribuciones escasas para hacer comprender al grueso de la población los beneficios del sistema en que se apoya su buen pie actual. Lo dijo con sencillez un columnista: el consumismo fue muy por delante de la educación, con las consecuencias de insatisfacción que hoy se ven.


Tampoco parece comprenderlo la universidad, que en materia de gestión social se mantiene al margen del debate, sin aportar el flujo de su variado pensamiento del más alto nivel. Y tampoco los sindicatos han mostrado signos de modernización de conceptos y estilos, y eso probablemente explica que ellos no hayan aumentado su participación, como lo observó, también en Enade, la Presidente de la CUT, Bárbara Figueroa.


Quizá el debilitamiento de la asociatividad en nuestro país que muestran las encuestas explique en parte este ausentismo de instancias antes tan determinantes en nuestra vida pública, con inevitable empobrecimiento de la misma.


Una carta para meditar en serio.


Señor Director:


Gato por liebre.


Iniciada la campaña legal y en honor a la transparencia, los candidatos con militancia política o independientes pro algún sector o partido deberían exhibir obligatoriamente a qué partido o sector adhieren. Así, entre tantas sonrisas, no nos pasarían gatos por liebres.


Jorge Rodríguez Villalobos.


Para no olvidar:


La candidata Presidencial Evelyn Matthei criticó a Michelle Bachelet por sus dichos en relación a la Ley Antiterrorista y aseguró que "Quiero decirles que yo sí la voy a aplicar y no me va a temblar la mano".


Pueblos bien informados
difícilmente son engañados.


De nuestro Twitter

EMPRENDEDORES RESPONDEN A LAS MENTIRAS DEL OFICIALISMO BACHELETISTA.

#GolpeAlaPyme.

Hágase seguidor de Reacción Chilena

Evelyn Matthei evaluó en CNN los 3 primeros meses de Bachelet…

Impactante: Ex dirigente secundaria sería la joven encapuchada grabada por Carabineros.

LANATA : CARTA A CRISTINA FERNÁNDEZ.

Juzgue usted si Bachelet sabía o no del maremoto... , video gentileza EMOL-

"La desnacionalización del cobre no la hizo Pinochet sino que fue la concertación".

Polémica por video de la Onemi del 27F, Bachelet niega tsunami...Gentileza EMOL.

Bachalet niega tsunami a las 8:59am del 27F
Enter a long URL to make tiny:

Mantenemos este video como un homenaje a Felipe Cubillos .

De nuestras páginas

Estamos en Twitter

Follow reacchi on Twitter

Canción Nacional de Chile completa con todas sus estrofas....

Imagenes de un recuerdo siniestro

Marcha Soldados del 73, con imágenes

PARA VER COMPLETO HAGA DOBLE CLIC SOBRE EL VÍDEO.

Letra Marcha: Soldados del 73

Letra Marcha Soldados del 73

Autor: Rosabella Liniers
Compositor Gianfranco



Son hermanos los Infantes,
todas las armas y soldados del ayer
Carabineros, Marinos y Aviadores
Combatientes del 73.

Un sólo cuerpo, un sólo corazón,
noble misión, proteger a la Nación,
la frente en alto saliendo del cuartel,
los soldados del 73.

Ya dió la orden mi General,
para vencer tenemos que luchar,
no ha sido arriada jamás nuestra bandera,
orgullo eterno de nuestra libertad.

En el recuento se hace el silencio,
por los heridos, los caídos que no están,
lo lamento mi Capitán,
mi Sargento no le puede contestar.

La Patria es libre, llegó la paz,
en el desierto, el cielo, azul el mar,
ya nuestros hombres cantan victoria
Combatientes del 73

Ya dió la orden mi General,
para vencer tenemos que luchar,
no ha sido arriada jamás nuestra bandera,
orgullo eterno de nuestra libertad.

Piñera anuncia propuesta de reformas educacional y tributaria, gentileza EMOL

Padre nuestro que estás.....

Archivo del Blog

acount

Nuevo Contador de Visitas

Se produjo un error en este gadget.

A Nuestros Hombres de Armas y nuestros caídos

MARCHA SOLDADOS DEL 73 PARA VER VÍDEO COMPLETO HAGA DOBLE CLIC SOBRE EL.

Libre, Nino Bravo

Ir Mario Montes Papers

Ir Mario Montes Papers
pinchar imagen

Ir comentario Político Semanal

Ir comentario Político Semanal
Pinchar imagen

Si encuentra este libro..léalo

Si encuentra este libro..léalo
vale la pena.....

Pega presidencial pendiente:Justicia

Pega presidencial pendiente:Justicia

Producto Chileno, Producto Bueno

Producto Chileno, Producto Bueno
Además da trabajo a los nuestros.

Usted es el visitante Número