DIFUNDA ESTA PÁGINA.

viernes, 16 de agosto de 2013

Temas importantes para reflexionar….



















La Puerta Abierta,
por Hermógenes Pérez de Arce.


Michelle Bachelet es mucho más parecida a Salvador Allende de lo que todo el mundo cree. Ambos son a primera vista demócratas y respetuosos de las reglas, pero a segunda vista resultan ambiguos. Pero para quienes miramos tres veces no lo son.


Allende le había confesado a Regis Debray que se proponía instaurar un socialismo "marxista, científico, total", pero no lo decía tan claramente en sus discursos. Éstos eran deliberadamente ambiguos, pero si uno entendía su idioma, podía descifrar sus verdaderas intenciones. Por ejemplo, en su primer Mensaje al Congreso Pleno, el 21 de mayo de 1971, dijo que quería llevar a cabo su revolución socialista respetando la institucionalidad, pero le advirtió al Congreso que si no aprobaba sus iniciativas revolucionarias, iba a desencadenarse la violencia. "Claro, decía, queremos responsablemente evitarla".


Traducción: "o me aprueban los proyectos revolucionarios o habrá violencia. No será porque yo la quiera, sino porque ustedes no aprueban mis proyectos".


Michelle Bachelet ha dicho ante los corresponsales de la prensa extranjera: "Quiero que los cambios Constitucionales se hagan por la vía institucional, que podamos elegir más Parlamentarios, y yo me quedaría hasta ahí". Pero no se quedó hasta ahí, sino que añadió: "Si la realidad va hacia otro lado, miraremos cómo hacemos para efectivamente avanzar en Chile". ¿Qué tienen que ver las elecciones Parlamentarias con las reformas Constitucionales?


Traducción: "Espero tener suficientes doblajes en la elección Parlamentaria como para poder reformar la Constitución a mi gusto. Pero si la realidad va hacia otro lado, entonces 'miraremos' cómo reformarla de todas maneras". ¿Cómo? Bueno, ya uno de sus asesores lo ha anticipado: "Por las buenas o por las malas".


La izquierda siempre aparenta jugar según las reglas, pero de hecho procura saltárselas, "hacer trampa". Y cuando esto es denunciado, entonces argumenta que son las reglas las tramposas, para así poder violarlas.


También esto es muy parecido a lo que sostenía Allende: su partido había declarado explícitamente que iba a tomar el poder mediante la violencia, pero él argumentaba que la violencia provenía de las normas que había. Decía que era una "violencia institucionalizada" y que las armas de los revolucionarios se limitaban a oponerse a ella... sólo se estaban defendiendo...


Michelle Bachelet, entonces, no ha dicho que va a respetar la institucionalidad para llevar a cabo sus propósitos de reforma constitucional. Lo que ha dicho es que si no consigue esto último, le quedará una puerta abierta para conseguir sus propósitos sin respetar la institucionalidad.


Las dos carátulas,
por Orlando Sáenz R.


La campaña     Presidencial que se inicia parece, a primera vista, muy carente de suspenso dada la enorme ventaja con que la enfrenta la señora Bachelet. Sin embargo, su candidatura esconde debilidades que, bien explotadas, la pueden conducir a una derrota que ciertamente sería histórica.


Desde luego, la señora Bachelet enfrenta la campaña con una ventaja tan amplia y con una base de sustentación tan ideológicamente dispersa, que solo puede aspirar a conservar lo que ya tiene sin plantear más que generalidades que no puede precisar porque cada precisión le cuesta partidarios de algunos de sus extremos. Por eso es que, como ya podemos comprobarlo, su discurso abunda en eslóganes que, sin exacta definición, no significan nada: ¿qué es justicia social, igualdad de oportunidades, previsión solidaria, o reforma Constitucional en boca de la señora Bachelet? Son términos en que la enorme mayoría de los chilenos deseamos avances, pero en que cualquier cosa cabe dentro de los límites de esos términos y cualquier precisión que ella trate de darles le costará partidarios.


Por eso es fácil predecir que la señora Bachelet intentará la campaña más liviana, farandulesca y menos confrontacional que pueda y que en ella sobrarán los actos emotivos y faltarán las precisiones programáticas. Por lo demás, eso es lo único sensato que puede hacer porque, ¿dónde está el punto de equilibrio entre la concepción marxista y la democratacristiana de la libertad de enseñanza? ¿y el del populismo desatado de Gómez y el desarrollismo humanizado de Velasco?


Es muy posible que esa campaña ambigua y puramente emocional que es tan fácil de pronosticar le baste para ser elegida, sobre todo si se tiene en cuenta la brutal pérdida de cultura política que ha sufrido el país en los últimos tiempos. Pero, ¿es prudente enfrentar las tremendas dificultades del próximo Gobierno con un campo tan minado por las expectativas incumplibles y con una base política gelatinosa y cuyo único aglomerante es el goce del poder? En ese escenario, lo probable es que la señora Bachelet asuma una misión en que, como en su propia campaña, tenga mucho que perder y nada que ganar en vista de su importante currículo.


La constatación de todo lo anterior nos lleva a una pregunta humana que probablemente se quedará sin respuesta: ¿por qué Michelle Bachelet aceptó una candidatura en que, en lo personal, no tiene nada que ganar y todo que perder? Ya fue Presidenta, de modo que un nuevo período ni siquiera agregará algo a su currículo, mientras que un mal segundo Gobierno le haría perder todo lo ganado. Lo más probable es que se haya dejado convencer, aunque parezca increíble, de que las encuestas demuestran que es la única "salvadora de la patria" posible, lo que probaría que, aunque agnóstica, cree en la ancestral patraña de que "vox populi, vox Dei". Es tan evidente que ella es la persona menos indicada para presidir Chile en el próximo período y es también tan evidente que la ex Concertación tiene varios Presidenciables más calificados, que cuesta creer en el papel mesiánico que le han colgado.


Completamente opuesta es la situación de Evelyn Matthei, la única candidata con posibilidades de amagarla. Esta enfrenta una campaña en que no tiene nada que perder y mucho que ganar, sobre todo con las enormes ventajas personales con que la inicia. Es inteligente, directa, precisa, enérgica, sabe lo que quiere y está parada sobre una base política que, pese a sus anecdóticos conflictos temperamentales, es infinitamente más homogénea que la montonera doctrinal de su adversaria. No deja de ser paradójico que la llamada Alianza, tras una serie de episodios sorpresivos y hasta bochornosos, haya dado con la mejor carta con que puede enfrentar con reales posibilidades de éxito al "fenómeno Bachelet". Es como para creer que hasta a los dirigentes de la Alianza les es posible alcanzar la divina facultad de escribir derecho con letra torcida, aun sin proponérselo.


La voluntad y capacidad de la señora Matthei para dar respuestas precisas en su programa de Gobierno les serán especialmente fructíferas en un campo que le está vedado a su contendora: el de restaurar en Chile el pleno imperio de la Ley y el orden público. En la medida en que la ciudadanía asuma que ese es el principal y más urgente problema que enfrenta la democracia chilena, el transmitir la sensación de energía suficiente para enfrentar ese desafío será determinante en el resultado electoral. Y esa sensación no la puede transmitir la señora Bachelet porque ni siquiera cree en el problema, y menos aún creen los que la acompañan. Para ellos democracia es sinónimo de que todo el mundo haga lo que quiera y eso les impide darse cuenta de que la enorme mayoría está más que harta de los encapuchados, de los servicios básicos paralizados con cualquier pretexto, de La Araucanía convertida en zona de guerra, de la delincuencia que aumenta todos los días, de los caminos bloqueados y de la inseguridad campeando en todas partes. A la señora Matthei se le puede creer capaz de restaurar la Gobernabilidad resquebrajada; a la señora Bachelet, no.


Bastaría esto último, sin siquiera echar mano a los más de seis mil millones de dólares enterrados por la señora Bachelet en el Transantiago, para poder fácilmente concebir una gran sorpresa en la elección del próximo noviembre.


Que no se malogre una Ley necesaria para el orden público.


El magro desempeño del Estado en el control de las conductas delictivas de algunas personas con ocasión de manifestaciones o marchas dio lugar a un proyecto de Ley encaminado a reforzar el resguardo del orden público en tales actos masivos. Él ingresó al Congreso en octubre de 2011 y fue despachado hace poco por la Cámara, aunque con amplio rechazo de la oposición a la mayor parte de sus preceptos. La discusión se traslada ahora al Senado, que recibe la iniciativa con dos indicaciones del Ejecutivo de tal envergadura, que han vuelto casi irreconocible la propuesta original. El foco sigue estando, no obstante, en la definición del delito de desórdenes públicos, debido a que la redacción actual ("los que turbaren gravemente la tranquilidad pública para causar injuria u otro mal a alguna persona particular o con cualquier otro fin reprobado") se habría mostrado insuficiente o ineficaz. La nueva propuesta reemplaza esta figura por una de "desórdenes públicos graves", que se verifica cuando se paralizan o interrumpen servicios públicos, o se impide o altera la circulación resistiendo a la autoridad, en ambos casos usando fuerza en las cosas, o violencia o intimidación en las personas.


Se critica a esta redacción el que podría implicar la conversión de la figura en un delito de carácter político, ya que no se exige siempre una amenaza real para la vida o la salud, sino que basta una alteración de las condiciones normales en que se desarrolla la vida cotidiana de las personas. Este giro es discutible porque, al parecer, los problemas prácticos no están en la definición del delito, sino en las dificultades para su prueba y, además, en el peligro de que la figura pueda ser aplicada no solo a quienes aprovechan las marchas para delinquir, sino también a quienes realizan una protesta social incómoda pero pacífica. Por tales razones, aparentemente tiene más sentido concentrarse en aspectos complementarios y procesales.


En primer lugar, parece deseable la aprobación de las circunstancias agravantes que el proyecto contempla, tanto respecto de los delitos contra la vida y la salud como contra la propiedad que se cometen en el contexto de la celebración de actos, manifestaciones o espectáculos públicos que congregan la presencia masiva de personas. Este contexto de masividad puede efectivamente dar al hecho una connotación en especial grave, llamada a incidir en el tratamiento que recibirá en el sistema penal, pero asegurando al mismo tiempo que al sujeto se le impute un atentado real y efectivo contra bienes jurídicos concretos.


En segundo lugar se debería rescatar la prohibición de usar capuchas, pañuelos u otros elementos análogos, cuya utilización está prevista como circunstancia agravante de los delitos contra la vida, la salud y la propiedad que se cometan en contextos masivos y, al mismo tiempo, como una simple falta autónoma respecto del que no comete ninguno de los delitos anteriores. Este aspecto, que ha sido uno de los más controvertidos del proyecto, es al mismo tiempo uno de los más valiosos que contiene, si se considera que el principal problema de los delitos que se trata de reprimir no estaría en su definición Legal, sino en las dificultades probatorias que enfrenta la autoridad y que, en la práctica, hacen estériles muchos de sus mejores esfuerzos por controlar la situación.


Por eso mismo, es lamentable que el proyecto solo haya conservado unas pocas y anodinas normas de índole procesal, en vez de hacer un aporte más profundo a la resolución de los problemas específicos que plantea la prueba de hechos delictivos cometidos en contextos masivos. Es un desafío complejo y que requiere la capacitación y colaboración decidida de las fuerzas policiales, pero quizá si los esfuerzos se concentraran en estos aspectos -en vez de destinarlos a una reformulación conceptual de los delitos-, la eficacia de la persecución penal se potenciaría considerablemente. En esa misma línea, la indicación de marzo de 2013 contiene un elemento interesante, pues en ciertos casos permite conmutar la pena de multa por la de trabajos en beneficio de la comunidad, una sanción incipiente en Chile, pero cuyos efectos disuasivos son conocidos en países avanzados.


Reavalúo de bienes raíces y aumento de carga tributaria.


El Servicio de Impuestos Internos ha continuado adelante con el trabajo para poner en marcha el reavalúo de los bienes raíces no agrícolas con destino habitacional, que debía entrar en vigencia a comienzos del presente año, pero que se postergó hasta el 1 de enero próximo. Uno de los principales motivos para la postergación, más allá de las explicaciones oficiales, fue el hecho de que los cambios en las tasaciones tendrían especial impacto en el monto de las contribuciones (impuesto territorial) en Comunas de clase media, como Maipú, La Florida, Quilicura o Calama, situación que no ha variado en los últimos meses. Por consiguiente, es muy probable que el tema vuelva a estar próximamente en el debate, pero en esta ocasión, cuando las campañas electorales, tanto Presidencial como Parlamentaria y -por primera vez- de Consejeros Regionales, estén en su punto más alto.


La actualización de los avalúos significará un aumento del impuesto territorial que afecta a las viviendas -ya se hizo efectivo para los demás bienes raíces no agrícolas-, conocidas comúnmente como contribuciones, en atención al incremento del valor que en general han experimentado los inmuebles. Este mecanismo de determinación del gravamen es cuestionable, porque siendo su rendimiento íntegro destinado a los Gobiernos locales para solventar los servicios Comunales, no tiene relación con éstos, sino que con el valor de las propiedades, con lo que se ha transformado en un mero impuesto patrimonial. Afectar el patrimonio de los individuos (las empresas lo rebajan como gasto) es injusto e inconveniente, porque grava activos adquiridos con rentas que ya tributaron y puede no concordar con los ingresos actuales del contribuyente, lo que desincentiva la formación de capital en bienes raíces.


Si el rendimiento de los tributos locales no permite financiar los servicios en algunas Comunas de menores ingresos o tamaño, los recursos de éstas debieran suplementarse con fondos generales de la nación y no con una reasignación de lo recaudado por otras Comunas. Que no se haga de esa forma se debe simplemente a que el Fisco ha incrementado su nivel de gasto en variados aspectos que no dejan disponibilidades presupuestarias para algo que debiera ser prioritario, como es el Gobierno local. Ello pone en evidencia que el gasto público termina requiriendo de múltiples tributos y no exclusivamente de gravar a los sectores de mayores ingresos, porque la realidad es que no resultan suficientes y es necesario extenderlos a otras fuentes que generan mayor rendimiento y baja evasión, como acontece en este caso con las contribuciones de sectores medios.


Es probable que, al aproximarse el momento en que deba entrar en vigencia el reavalúo, surjan voces a nivel político para que éste se modere para ciertos sectores o se postergue nuevamente, como también ha sucedido con el que afecta a los combustibles. Sin embargo, sería importante que en el debate se reconozca que tiene efectos no hacer ajustes en el gasto público, eliminando o racionalizando aquellos que son dudosos o menos prioritarios, y sobre todo que no es factible pensar que la carga tributaria sólo se puede incrementar para ciertos sectores económicos o para las empresas, pues ello desincentiva la inversión, el ahorro y el crecimiento, y cuando su rendimiento, pasado cierto punto, tiende a decaer.


Progresos, pero insuficientes.


Después del 27 de febrero de 2010 -al igual que tras otras catástrofes en numerosas ocasiones anteriores-, repetidamente se ha criticado que los efectos de ese sismo y maremoto, que causaron múltiples víctimas y enormes daños materiales, pudieron en algún grado haberse reducido si los sistemas de alerta y los organismos correspondientes hubieran operado como debían.


Las víctimas que pudieron evitarse y no lo fueron son un costo humano irreversible, pero parecería que, al menos, el país y las autoridades han extraído ciertas enseñanzas de esa tragedia. Una muestra de ello -virtualmente sin precedentes- es el que, tres y medio años más tarde, aún persistan los procesos Judiciales para resolver las responsabilidades penales que correspondan. Y, mirando hacia adelante, hay algunas señales de que colectivamente ha pasado ahora a considerarse como una materia de importancia nacional la prevención y la preparación ante tales catástrofes, en cuanto a características y líneas de construcción y también a las conductas que deben observar sus habitantes en caso de emergencia. Así, periódicamente en zonas costeras de varias Regiones se han venido practicando ejercicios de alerta para protección de la población, con amplia participación ciudadana y de Carabineros, bomberos, profesores, trabajadores y estudiantes. Se ha puesto en práctica un programa de megasimulacro organizado por la Onemi, que recientemente abarcó las Regiones de Arica, Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Atacama. Él va más allá de los sistemas de alarmas, evacuación de sitios y traslados por vías señaladas a zonas de seguridad, pues busca recrear una situación "de vida real" que permita revisar y poner a prueba procedimientos y funciones previstos.


Por su naturaleza sísmica, Chile necesita estar alerta cada día, para no repetir la amarga experiencia de 2010, y lo observado parece denotar avances en cuanto a coordinación, preparación operacional, tiempo de respuesta, identificación de puntos débiles en la planificación y déficits de recursos y equipos, y capacidades de fomentar la conciencia pública en estas materias. El reciente ejercicio en el norte contó con la participación de 250 mil personas que respondieron disciplinadamente a las instrucciones

Pero no cabe darse por satisfechos. Voces expertas han advertido en este diario que numerosos componentes del sistema de emergencias y la gestión misma de este -que sigue estando indebidamente fragmentado- distan aún mucho de haber progresado como sería exigible.


La experiencia internacional más avanzada en esta materia muestra indicios de estar siendo paulatinamente asimilada, pero la mejor manera de probarlo y medir la efectiva calidad de los protocolos y medidas que se están aplicando sería someterlos a una evaluación externa anual por expertos de terceros países calificados.


Resultados de la encuesta del Injuv.


El Instituto Nacional de la Juventud hizo públicos los resultados de la Encuesta Nacional de Juventud 2012, estudio que realiza cada tres años. El sondeo, que consultó a más de ocho mil jóvenes entre 15 y 29 años, entrega varios datos relevantes sobre la realidad de esta cohorte acerca de sus miradas en torno a distintas materias. Disponer de esta información es muy valioso, pues constituye una herramienta que puede ser útil para la elaboración de políticas públicas orientadas a ese sector de la población.

Uno de los aspectos más llamativos del estudio se refiere al alto nivel de jóvenes que manifiesta estar satisfecho con su vida. Un 83,5% de los encuestados afirmó ser feliz, cifra que contrasta con la percepción que algunos sectores políticos han querido instalar en relación a que existiría en ellos un profundo malestar social. Incluso, un 88,4% de los entrevistados piensa que en cinco años estará mejor que en su situación actual. Las cifras reflejan más bien que los jóvenes se muestran optimistas frente al futuro y que sienten contar con las oportunidades suficientes para optar a un nivel de vida mejor. De hecho, estudios académicos sugieren que en las generaciones jóvenes la desigualdad socioeconómica es más baja que en las mayores.


En lo que sí mostraron un fuerte rechazo fue en los temas relacionados con política. Un 80,6% señaló estar poco o nada interesado en esa actividad y el 61% estima que las redes sociales son un mejor instrumento que el voto para expresar sus demandas. Estos indicadores confirman lo que ya mostraban anteriores sondeos y reafirman el ingente desafío que tiene la dirigencia política de revertir esa tendencia, especialmente en un escenario electoral de voto voluntario. Ampliar los espacios de participación ciudadana y disminuir las barreras de entrada para ingresar al sistema político son algunas de las iniciativas que se debiesen impulsar junto a las reformas políticas que se tramitan en el Congreso.


Médicos especialistas extranjeros.


Al menos 30 médicos especializados han llegado al país procedentes de España para suplir algunas de las carencias estructurales del sistema nacional de servicios de salud. La escasa disponibilidad de tales especialistas ha sido uno de los puntos débiles de todo el sistema, pues implica costosos traslados y demoras en la atención a los pacientes a lo largo de Chile que causan justificada indignación en los afectados, y explican que los problemas de salud aparezcan constantemente entre las mayores preocupaciones de la población según las encuestas, y motiven fundados reclamos periódicos de ciertas zonas que se sienten abandonadas, como Tocopilla, que ha sido la más reciente de una larga lista. Se han intentado diversas soluciones a este problema, pero el avance es lento y los fracasos de los planes son corrientes.


La llegada de los profesionales españoles viene a darle a este problema una solución rápida pero parcial, pues se trata de una oportunidad transitoria, provocada por una crisis económica que dificulta su contratación en su país de origen. Al mismo tiempo, en nuestro país, a la gran necesidad se suma el hecho de que existen los recursos para ir remediando la situación. Los recién llegados médicos especialistas -entre los cuales se cuentan oftalmólogos y anestesistas- han aceptado desempeñarse en lugares de Provincias que carecen de esas especialidades. Desde antiguo existía un reconocimiento mutuo de los títulos profesionales entre nuestro país y España, pero ese convenio fue objetado por la Unión Europea y las autoridades españolas y chilenas lo cancelaron. Este año, con motivo de la visita del Presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se acordó firmar una nueva homologación de los títulos profesionales, que consulta la rendición de las pruebas locales habilitantes para desempeñarse en nuestro país.


Pero es evidente que no basta con la presencia de los médicos para dar por superada esta grave deficiencia del sistema de salud, sino que es necesario mantenerlos equipados con las tecnologías actuales e, idealmente, comprometidos a quedarse en las zonas más desatendidas. La solución de fondo no es fácil, porque los cargos médicos en los que un profesional pueda especializarse son limitados y las carencias son muy altas, estimándose en más de mil los médicos especialistas necesarios para superar el problema. Aun cuando se contara con una cifra parecida, la distribución seguiría siendo un problema, pues las zonas en que las carencias son mayores están relativamente aisladas y no existen suficientes estímulos para que un especialista se radique en ellas. La administración de este problema en forma centralizada tampoco favorece su solución, debido a que las condiciones que se ofrecen a los especialistas no alcanzan los niveles que se requieren para mantenerlos trabajando en el lugar donde hacen falta.


Pese a estas limitaciones, mientras no se disponga de suficientes médicos chilenos, la autoridad hace bien en contratar facultativos extranjeros, y aunque eso no siempre encuentre buena acogida en el gremio médico y las instancias que lo agrupan, es evidente que el interés superior radica en dar atención aceptable a la población.


Pueblos bien informados
difícilmente son engañados.

De nuestro Twitter

EMPRENDEDORES RESPONDEN A LAS MENTIRAS DEL OFICIALISMO BACHELETISTA.

#GolpeAlaPyme.

Hágase seguidor de Reacción Chilena

Evelyn Matthei evaluó en CNN los 3 primeros meses de Bachelet…

Impactante: Ex dirigente secundaria sería la joven encapuchada grabada por Carabineros.

LANATA : CARTA A CRISTINA FERNÁNDEZ.

Juzgue usted si Bachelet sabía o no del maremoto... , video gentileza EMOL-

"La desnacionalización del cobre no la hizo Pinochet sino que fue la concertación".

Polémica por video de la Onemi del 27F, Bachelet niega tsunami...Gentileza EMOL.

Bachalet niega tsunami a las 8:59am del 27F
Enter a long URL to make tiny:

Mantenemos este video como un homenaje a Felipe Cubillos .

De nuestras páginas

Estamos en Twitter

Follow reacchi on Twitter

Canción Nacional de Chile completa con todas sus estrofas....

Imagenes de un recuerdo siniestro

Marcha Soldados del 73, con imágenes

PARA VER COMPLETO HAGA DOBLE CLIC SOBRE EL VÍDEO.

Letra Marcha: Soldados del 73

Letra Marcha Soldados del 73

Autor: Rosabella Liniers
Compositor Gianfranco



Son hermanos los Infantes,
todas las armas y soldados del ayer
Carabineros, Marinos y Aviadores
Combatientes del 73.

Un sólo cuerpo, un sólo corazón,
noble misión, proteger a la Nación,
la frente en alto saliendo del cuartel,
los soldados del 73.

Ya dió la orden mi General,
para vencer tenemos que luchar,
no ha sido arriada jamás nuestra bandera,
orgullo eterno de nuestra libertad.

En el recuento se hace el silencio,
por los heridos, los caídos que no están,
lo lamento mi Capitán,
mi Sargento no le puede contestar.

La Patria es libre, llegó la paz,
en el desierto, el cielo, azul el mar,
ya nuestros hombres cantan victoria
Combatientes del 73

Ya dió la orden mi General,
para vencer tenemos que luchar,
no ha sido arriada jamás nuestra bandera,
orgullo eterno de nuestra libertad.

Piñera anuncia propuesta de reformas educacional y tributaria, gentileza EMOL

Padre nuestro que estás.....

Archivo del Blog

acount

Nuevo Contador de Visitas

Se produjo un error en este gadget.

A Nuestros Hombres de Armas y nuestros caídos

MARCHA SOLDADOS DEL 73 PARA VER VÍDEO COMPLETO HAGA DOBLE CLIC SOBRE EL.

Libre, Nino Bravo

Ir Mario Montes Papers

Ir Mario Montes Papers
pinchar imagen

Ir comentario Político Semanal

Ir comentario Político Semanal
Pinchar imagen

Si encuentra este libro..léalo

Si encuentra este libro..léalo
vale la pena.....

Pega presidencial pendiente:Justicia

Pega presidencial pendiente:Justicia

Producto Chileno, Producto Bueno

Producto Chileno, Producto Bueno
Además da trabajo a los nuestros.

Usted es el visitante Número