DIFUNDA ESTA PÁGINA.

miércoles, 30 de enero de 2013

Un alto en el camino y algunos temas para meditar...





Un alto en el camino.

Terminando un año de una ardua lucha por nuestros valores nacionales, la defensa de nuestros principios libertarios e intentando salvaguardar nuestra visión sobre nuestra historia reciente, hacemos un alto en el camino, nos tomamos unas vacaciones para recargar las pilas y tener fuerzas para un nuevo y largo periodo  en la batalla por nuestra verdad.


El año fue dificultoso y de lucha intensa, los antivalores, las libertades y nuestra historia parecieron, en muchos momentos perder la contienda, pero, lentamente hemos visto como se rearticula, con la incorporación de generaciones jóvenes, un frente cada vez más fuerte de gente que no está dispuesta a tolerar el falseamiento de la realidad.



Partimos a nuestro descanso con la sensación de agrado de que hayan dejado nuestro país, el que consideramos fue mansillado, el chacal hereditario que tiraniza a la isla mártir de Cuba y sus secuaces que contra la historia y la razón quieren imponer a nuestro continente dictaduras de corte marxista superadas por la historia y brutalmente superadas por la realidad mundial.



Fuimos gratamente sorprendidos en los últimos días por la respuesta firme, clara y documentada que le dió el Presidente Sebastián Piñera al líder cocalero y Gobernante de Bolivia, que con su arrogancia, ignorancia e insolencia pretendió que podría comprar nuestra soberanía marítima, cortando nuestro territorio, a canbio de una rebaja en los valores del gas.



Ayer tuvimos otra  noticia agradable, el Gobierno, cumpliendo una promesa que se encontraba pendiente, mandó al Congreso el Proyecto Ley que perfecciona el Sistema Procesal Penal, que aplica más sanciones a la delincuencia, evitando que se sigan riendo de las victimas, y enviando a los transgresores a la prisión, como corresponde a un país con Estado de derecho.



Cómo hemos manifestado permanentemente con el Gobierno del Presidente Piñera tenemos grandes diferencias, en especial por considerar que no ha cumplido su promesa de hacer que se apliquen igualitariamente las Leyes a quienes tuvieron el deber de defendernos de la agresión marxista de los años 70, lo que nos nos inhibe para considerar que su administración ha sido exitosa y beneficiosa para el país.



Temas para meditar:




Chile, en la mirada de la CELAC-UE,
 por Gonzalo Müller.


Aún no terminan de retirarse las numerosas delegaciones de esta cumbre internacional, en el marco de CELAC, Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, nueva instancia regional de promoción de la integración y la cooperación entre sus estados miembros, recién reunidos, además, con la Unión Europea. Quizás por nuestro consabido provincianismo, o por lo infrecuente de este tipo de eventos en nuestro país, con el despliegue de las más altas Autoridades de tan diversas naciones, es que aunque no esté en la agenda oficial, su realización se constituye en una oportunidad de ver a nuestro país a través de los ojos del mundo, y escuchar los comentarios que, más allá de la diplomática forma, revelan lo que se destaca de nuestra realidad.



Durante varios días vimos cómo líderes europeos reconocían en nuestro país una sociedad que ha logrado mantener un ritmo de crecimiento y de generación de empleo que no sólo contrasta con la maltraída capacidad actual de la economía europea, sino que alabando con especial interés nuestra estabilidad institucional y democrática, elemento con el que buscan establecer diferencias de otros países de la región, donde las garantías democráticas y las certezas jurídicas se violan rápidamente bajo el interés del momento, provocando la pérdida de credibilidad y un daño en la reputación que no empaña sólo sus Gobiernos, sino que arrastra a sus países y sus economías.



Conociendo la desconfianza que existe sobre la utilidad real de estas cumbres, debemos valorar la posibilidad de diálogo entre conglomerados regionales y hacia el interior de los mismos como un avance, reconociendo también que no es fácil, en nombre de la integración y respeto necesario entre los países miembros, entender que sea Raúl Castro, una figura no democrática de nuestra izquierda latinoamericana, con un largo prontuario de violaciones a los derechos humanos, quien encabece la instancia por el próximo año, peor aún cuando la recibe en Chile, cuyo Gobierno ha irrespetado al no cumplir ni las órdenes de captura internacional, ni las órdenes de extradición de los autores materiales e intelectuales del asesinato del Senador Jaime Guzmán, emanadas de nuestros Tribunales de Justicia.



El Presidente Piñera, respetando la lógica y convocatoria de esta cumbre, hizo valer el interés de Chile al representarle al líder cubano que esperaba cooperación de su Gobierno con la Justicia chilena. Esto es, a ojos de nuestra democracia, un acto reparatorio en sí mismo y una fuerte señal del compromiso de nuestro país y de su Gobierno con los derechos humanos.



Las relaciones internacionales son siempre una oportunidad para los Gobiernos, tanto porque aún en nuestro país provocan unidad y cohesión más allá de toda diferencia política interna, pues la idea de una sola voz ante el mundo sigue ordenando a los partidos en materia de política exterior. También ofrecen oportunidades, como la que regaló ayer el Presidente Morales, de Bolivia, al poner sobre la mesa no sólo su pretensión marítima, sino como pocas veces la expresó, con crudeza al vincularla a un posible intercambio comercial de gas por mar. Esa desafortunada expresión le permitió cerrar la Cumbre a Piñera con una potente defensa del interés nacional, apoyado en un sólido argumento: los temas de soberanía no se vinculan a temas económicos.



Se fue la CELAC-UE y ya veremos qué nos deja, más allá de estos momentos. Lo importante es que Chile fue sede de un encuentro internacional, donde se promueve el diálogo franco entre regiones que desde estadios distintos del desarrollo siguen enfrentando las necesidades de cooperación e integración como un camino común, tanto para europeos como para latinoamericanos.



DC,
por P. Raúl Hasbún.


Recibiendo al Comité Ejecutivo de la Internacional Demócrata Cristiana el 22 de setiembre de 2012, el Papa Benedicto XVI propuso diversas claves para el compromiso político de quienes profesan la fe en Jesucristo. La primera es que ese compromiso, “fermento vital” para una mejora de las relaciones humanas y condiciones de vida, no debe experimentar “pausas o repliegues” sino, al contrario, “prodigarse con renovada vitalidad”. La segunda es que ante la gravedad y complejidad de la actual situación económica el cristiano está “llamado a actuar y expresarse con espíritu profético”. Ese espíritu profético le permite y obliga a asumir “con realismo, confianza y esperanza las nuevas responsabilidades emergentes”. Así la crisis “se convierte en ocasión de discernir y proyectar de un modo nuevo”.



Esta clave de confianza y no de resignación impulsa, al político cristiano, a buscar “un sólido fundamento ético, cuya ausencia en el campo económico ha contribuido a crear la actual crisis financiera global”. El aporte político e institucional del cristiano no se limitará a responder a las urgencias de una lógica de mercado, sino que pondrá como fundamento central e imprescindible la “promoción y tutela de la dignidad inalienable de la persona humana”; en “constante atención a la Palabra de Dios y al magisterio de la iglesia”. Por desgracia, abundan los “ofrecimientos de respuestas rápidas, superficiales y de poco alcance, haciendo tristemente actual la advertencia de Pablo a Timoteo: no soportarán la doctrina sana y se harán de un montón de maestros por el prurito de oír novedades”.



Este decisivo discernimiento, en el que se corre el riesgo de “apartar los oídos de la verdad y volverse a las fábulas” tiene lugar en las opciones fundamentales de la persona humana: “el respeto de la vida en todas sus fases, con el consiguiente rechazo del aborto procurado, de la eutanasia y de toda práctica eugenésica; y el respeto del matrimonio, como unión indisoluble entre un varón y una mujer y como fundamento a su vez de la comunidad de vida familiar”. De ahí que un auténtico progreso social “no podrá prescindir de políticas de tutela y promoción del matrimonio”, y así “invertir la tendencia de un creciente aislamiento del individuo, causa de sufrimiento y aridez”. Estas responsabilidades “conciernen de modo particular a quienes están llamados a desempeñar un papel de representación; especialmente si están animados por la fe cristiana”. Resuena, en efecto y con provecho, la amonestación del Libro de la Sabiduría: “un juicio implacable espera a los que están en lo alto”.



DC significa al mismo tiempo Democracia Cristiana y “después de Cristo”. Un político cristiano se pronuncia sobre la vida y sobre el matrimonio con la mente de Cristo, único Señor de la Vida, Autor del matrimonio y Defensor de la familia. Severo examinador de quienes están en el poder.



Vigencia del proyecto guzmaniano,
por Gonzalo Rojas Sánchez.


Una de las mejores demostraciones de la vigencia de un proyecto es la adhesión que suscita entre los jóvenes



Que una iniciativa nueva arraigue entre ellos es bastante fácil; pero que un proyecto que ha cumplido ya casi medio siglo –47 años, para ser más exactos– siga atrayendo como si fuera el primer día, habla a las claras de la solidez y futuro de aquella iniciativa



Así lo han demostrado los 120 muchachos que asistieron este sábado pasado, con treintaitantos grados a la sombra, al X Encuentro de Jóvenes Jaime Guzmán E., en el Memorial dedicado al asesinado Senador



Algunos dicen que las tesis que Guzmán articuló como proyecto para Chile correspondían a la Guerra Fría y que están obsoletas. Lo desmienten sus asesinos (y sus encubridores, groseramente presentes en Chile este fin de semana) ya que perpetraron el crimen casi un año y medio después del fin de la dominación soviética sobre Europa central y oriental, precisamente por la proyección que el proyecto guzmaniano tenía para Chile



Pero, además, le dan vitalidad a los propósitos del Senador asesinado esos miles de jóvenes que lo largo de Chile se vinculan en sus universidades a los Movimientos Gremiales o participan en sus comunidades locales a través de la juventud de la UDI, lo más rescatable del partido hoy.



Precisamente sobre estos temas versó el X Encuentro. Los asistentes –provenientes de Iquique, Antofagasta, La Serena, La Ligua, Valparaíso, Viña del Mar, Melipilla, San Bernardo, Talca, Concepción, Valdivia, Punta Arenas y Santiago– oyeron a Jorge Jaraquemada, Director ejecutivo de la Fundación Jaime Guzmán, explicar las relaciones de colaboración con pleno respeto a sus autonomías que hay entre esa entidad y la UDI, y entre la Fundación y los Movimientos Gremiales, obviamente independientes también del partido.



Después Carlos Frontaura y Enrique López –gremialistas de larga data– explicaron el contenido del proyecto de Guzmán (con frecuentes referencias a sus críticos) y las novedades que trae la versión 2013 del Folleto Naranja, el texto base de los Movimientos Gremiales en todo Chile, redactado originalmente por su fundador



Finalmente, el suscrito planteó las muy importantes diferencias que existen entre el proyecto de IdeaPaís-Solidaridad –una legítima iniciativa de carácter político para las universidades– y la doctrina y los motivos gremialistas, centrados siempre en la autonomía de los cuerpos intermedios



Con gran mística y habiendo reforzado sus vínculos mutuos, los jóvenes guzmanianos volvieron a sus ciudades para demostrar en terreno dónde está la fuerza vital de un proyecto: en el día a día del servicio efectivo a sus instituciones y localidades.



Superioridad moral,
por Federico García Larraín.


El incidente de los perros en Punta Arenas ha sido superado según las partes involucradas, sin embargo, el hecho pone de manifiesto un problema que, si no se corrige, seguirá causando males. Antes de entrar en materia, un breve resumen para quienes no alcanzaron a enterarse.  Hace varios días aparecieron muertos unos quince perros callejeros en el centro de Punta Arenas. Grupos defensores de los animales culparon al Obispo de la ciudad por la matanza, ya que éste se había quejado por la proliferación de los perros callejeros y había llamado a las autoridades a poner fin al problema. Además, algunos defensores de los animales decidieron interrumpir la Misa en la Catedral y pararse arriba del altar (y aprovechar de sustraer algunos objetos).



El problema es la posición de superioridad moral que toman algunos grupos, del tipo que sea (ambientalistas, estudiantiles, indigenistas, etc.), y que bajo el amparo de su causa deciden hacer justicia por sus propias manos. Esta posición es muy cómoda, puesto que no le rinde cuentas a nadie: no hay instancia superior para el que ocupa la superioridad moral. Alcanzar la superioridad moral es fácil, hay que tener buenos sentimientos, seguridad en uno mismo, una causa de moda y un enemigo.



En el caso de los perros, unas cuantas personas interpretan las palabras de otro, asignan culpabilidad, y proceden a castigar de acuerdo a su criterio; cosas que se supone hacen distintos poderes de un estado legítimamente constituido. Si bien, como se mencionó, el caso se consideró superado, estos mismos elementos se dan también en los casos de terrorismo, tanto en los bombazos en Santiago, como en la violencia de la Araucanía.



Nunca falta quien niega la legitimidad del estado, no es el caso de los violentistas indigenistas ya que reclaman ciertos privilegios del estado, pero en los anarquistas que han ganado visibilidad en los últimos meses se ve observa esa postura. Sin embargo, negar la legitimidad del estado no justifica la propia causa (derechos de los animales, gratuidad de la educación superior, reivindicación de tierras) de modo automático.



Cuando se niega la legitimidad de lo existente para poder reemplazarlo por otra cosa (es decir, cuando se pretende comenzar de cero, que al parecer es lo que quieren quienes proponían una asamblea constituyente) quedamos en un terreno muy difícil, ya que se confrontan visiones globales de la realidad, y queda la sola razón como árbitro entre ellas, y ni aun así suele haber acuerdo sobre lo razonable.



Lo más prudente es buscar cambios graduales, usando como cimiento lo ya construido. Esto, que tiene algunas implicancias largas de elaborar, supone la humildad de reconocer que quienes vinieron antes no se equivocaron del todo. Con esa humildad se puede descender de la posición de superioridad moral. ¿Pero qué hacer con los que insisten en ser superiores moralmente y escapar de las normas que rigen a la mayoría? La institucionalidad vigente tiene procedimientos adecuados, si quienes deben aplicarlos no lo hacen, ahí sí que se genera una crisis de legitimidad.



Asamblea constituyente: una consigna.


El PPD resolvió colocar nuevamente la idea de una asamblea constituyente en el programa de la próxima campaña Presidencial. Según sus dirigentes, la única forma de hacer de Chile un país más justo es con una nueva Constitución.



El riesgo de esta propuesta es que ella no sea más que una consigna electoral -ciertamente debilitadora de la institucionalidad vigente-, por carecer de sentido práctico y cauce jurídico.



En lo conceptual, convocar a una constituyente es asumir el fracaso anticipado de la democracia y de sus mecanismos de Gobierno. Una constituyente significa prescindir del Congreso y de sus Legisladores, que son quienes hoy ejercen, en conjunto con el Presidente, el poder constituyente, que es el que posee la facultad para modificar la actual Constitución. Como lo recordó el ex Presidente Lagos, primero "habría que consultar a los Parlamentarios si acaso están dispuestos a renunciar a su prerrogativa constituyente".



Naturalmente, poner en práctica esta propuesta implicaría asestar un golpe a la democracia representativa. ¿En nombre de qué fuerza de legitimidad podría caducarse el mandato de Diputados y Senadores legítimamente investidos y en ejercicio, contra su voluntad? ¿Cómo podría justificarse que terceros provenientes de procesos ilegales, al margen de toda norma jurídica, despojen de sus funciones a quienes ejercen hoy regularmente el poder constituyente?



Por ello, esta fórmula envuelve un problema insoluble, derivado de un principio fundante del Estado de Derecho: instalar una asamblea como esta presupone actuar por la fuerza, sea política o fáctica. Y esto, que es viable en momentos únicos de la historia de las naciones, bajo agudas crisis institucionales, ingobernabilidad, agitaciones permanentes o descrédito irrecuperable de sus instituciones, guerra u otras, no parece ser ni lejanamente el caso de Chile en el momento actual.



Por el contrario, si reconocida esta inequívoca verdad, se acordara el estudio de una nueva Constitución en el Congreso mismo, ello sería simplemente el ejercicio legítimo del poder constituyente. Ya no cabría el nombre "asamblea constituyente", aun si un cuerpo de este tipo se eligiera vía reforma de la Constitución, amparada en los procedimientos actuales, como reiteradamente ha ocurrido con la Carta de 1980.



Persiste una última inquietud, de la que no se han hecho cargo ni el PPD ni los intelectuales o políticos que aluden de modo recurrente a la idea de una constituyente. Para implementar idearios de Gobierno más progresistas u otorgar un rol más activo al Estado en políticas sociales, o incluso empresariales, ¿necesita Chile hacer tabla rasa de un ordenamiento Constitucional que ha permitido 20 años de centroizquierda y tres de centroderecha en plena democracia? Los constitucionalistas saben que la actual Carta no ha sido un impedimento para la implementación de programas de Gobierno debida y mayoritariamente impulsados, y que tiene la flexibilidad suficiente para acoger idearios de distinto signo político, en tanto no pugnen con derechos y libertades fundamentales que nadie quiere desconocer. Terminados los llamados enclaves autoritarios, se ha acusado, por ejemplo, a las leyes de mayorías especiales de crear cierta rigidez. Pues bien, es muy discutible que en la práctica hayan perjudicado la implementación democrática de los programas de Gobierno, pero si así fuera, bastaría con reducir o moderar su alcance si ello tuviera un alto grado de consenso.



Así, además de su imprudencia práctica, la llamada a una nueva Constitución carece de fundamento técnico serio, precisamente porque hay notoria escasez de análisis o estudios en la materia que permitan su justificación más allá de una consigna política de campaña.



Enérgica respuesta a Bolivia.


La contundente respuesta que el Presidente Piñera dio al reclamo boliviano durante el plenario de la cumbre del Celac permitió enviar una potente señal al Gobierno altiplánico y a los países asistentes sobre la improcedencia de su reclamo a Chile por su situación de mediterraneidad, y marca un nuevo fracaso de La Paz por tratar de hacer de éste un tema multilateral, al no encontrar eco en la región.



Aprovechando la presencia de los Mandatarios en Santiago, el Presidente Evo Morales insistió que Bolivia perdió su salida al mar de manera “injusta”, reiteró la pretensión de lograr una salida a la mediterraneidad y señaló que el tratado de 1904 ha sido incumplido por parte de Chile, lo que, entre otros puntos, ejemplificó con los problemas que a su juicio ha presentado el ferrocarril Arica-La Paz. El Presidente Piñera respondió cada una de las afirmaciones de Morales, y lo invitó a “seguir conversando  y no abusar de estos espacios internacionales para resolver nuestras diferencias bilaterales”. Se trata de una respuesta que expuso con claridad la postura chilena, que invariablemente ha reiterado que no existen temas limítrofes pendientes con Bolivia y que es una discusión que debe ser llevada en un marco estrictamente bilateral.



Bolivia ya había tenido un resonante fracaso durante la asamblea anual que la ONU celebró el año pasado en Cochabamba. Entonces el Presidente Morales intentó también colocar la mediterraneidad como centro del debate, pero apenas encontró algunos gestos de apoyo que no se tradujeron en resolución alguna. Este hecho, como el ocurrido en la Celac, es una muestra de la efectividad del Gobierno chileno de mantener una defensa firme y consistente en el tiempo. Es evidente que La Paz se valdrá de cualquier hecho para crear un clima de tensión con Chile, lo que obliga a la Cancillería a permanecer muy vigilante, y a la vez dispuesta a mantener canales fluidos para el diálogo bilateral.    



Banco Unificado de Datos Criminales.


Hace quince años, la Fundación Paz Ciudadana entregó una propuesta a las Autoridades de la época para crear un sistema unificado de estadísticas delictivas (BUD) que permitiera seguir las causas penales desde su ingreso al sistema mediante una denuncia o detención en flagrancia, hasta el cumplimiento de la condena por parte de la persona juzgada como culpable, de haberla. Esta idea finalmente se materializó con la firma del Presidente Piñera en diciembre pasado, y se espera esté en marcha durante el segundo semestre de este año.



Hasta ahora, la información de las distintas instituciones era recogida más bien para fines administrativos y manejada en silos, incluyendo incluso la de las policías. El BUD, en cambio, contribuirá a eliminar esta lógica de compartimentos estancos al conectar en línea a Carabineros, la PDI, Ministerio Público, Poder Judicial, Gendarmería, Registro Civil y Sename.



La creación de este sistema es, por tanto, un hito, que le otorga una herramienta esencial al Ministerio del Interior y Seguridad Pública para cumplir las funciones de coordinación y evaluación de planes y programas en seguridad pública establecidas por Ley y, especialmente, la identificación más precisa de los nudos críticos del sistema penal. A su vez, para cada una de las instituciones que lo componen, el BUD tiene tres potenciales usos principales.



En primer lugar, separar analíticamente procesos que hasta ahora eran indivisibles desde el punto de vista de la información, lo que podrá alimentar de mejor modo las planificaciones estratégicas de mediano y largo plazo, que podrán descansar en mejores diagnósticos y objetivos más precisos. En segundo lugar, enriquecer el análisis criminal para desarrollar estrategias de persecución penal en la identificación de patrones delictivos, tales como el abigeato y el robo de vehículos, por ejemplo, y pasar desde un enfoque reactivo, centrado en la tramitación correcta de cada caso, a un enfoque proactivo, que comprenda el problema delictivo y genere soluciones eficaces y costo-efectivas. Y, en tercer lugar, en un nivel táctico, ejecutar las estrategias resultantes del análisis criminal y, además, hacer más pertinentes las decisiones de los funcionarios al contar en terreno con información oportuna y veraz sobre, entre otros antecedentes, el quebrantamiento de medidas cautelares o beneficios intrapenitenciarios.



Como se puede apreciar, los principales desafíos no son tecnológicos -pues las soluciones en este plano ya existen-, sino relativos a la voluntad de avanzar con celeridad en desplegar acciones eficientes. En este contexto, el país debe consolidar esta nueva arquitectura institucional y avanzar, sobre todo, en la asignación presupuestaria en seguridad pública basada en evidencia.




Pueblos bien informados
dificilmente son engañados.
 

De nuestro Twitter

EMPRENDEDORES RESPONDEN A LAS MENTIRAS DEL OFICIALISMO BACHELETISTA.

#GolpeAlaPyme.

Hágase seguidor de Reacción Chilena

Evelyn Matthei evaluó en CNN los 3 primeros meses de Bachelet…

Impactante: Ex dirigente secundaria sería la joven encapuchada grabada por Carabineros.

LANATA : CARTA A CRISTINA FERNÁNDEZ.

Juzgue usted si Bachelet sabía o no del maremoto... , video gentileza EMOL-

"La desnacionalización del cobre no la hizo Pinochet sino que fue la concertación".

Polémica por video de la Onemi del 27F, Bachelet niega tsunami...Gentileza EMOL.

Bachalet niega tsunami a las 8:59am del 27F
Enter a long URL to make tiny:

Mantenemos este video como un homenaje a Felipe Cubillos .

De nuestras páginas

Estamos en Twitter

Follow reacchi on Twitter

Canción Nacional de Chile completa con todas sus estrofas....

Imagenes de un recuerdo siniestro

Marcha Soldados del 73, con imágenes

PARA VER COMPLETO HAGA DOBLE CLIC SOBRE EL VÍDEO.

Letra Marcha: Soldados del 73

Letra Marcha Soldados del 73

Autor: Rosabella Liniers
Compositor Gianfranco



Son hermanos los Infantes,
todas las armas y soldados del ayer
Carabineros, Marinos y Aviadores
Combatientes del 73.

Un sólo cuerpo, un sólo corazón,
noble misión, proteger a la Nación,
la frente en alto saliendo del cuartel,
los soldados del 73.

Ya dió la orden mi General,
para vencer tenemos que luchar,
no ha sido arriada jamás nuestra bandera,
orgullo eterno de nuestra libertad.

En el recuento se hace el silencio,
por los heridos, los caídos que no están,
lo lamento mi Capitán,
mi Sargento no le puede contestar.

La Patria es libre, llegó la paz,
en el desierto, el cielo, azul el mar,
ya nuestros hombres cantan victoria
Combatientes del 73

Ya dió la orden mi General,
para vencer tenemos que luchar,
no ha sido arriada jamás nuestra bandera,
orgullo eterno de nuestra libertad.

Piñera anuncia propuesta de reformas educacional y tributaria, gentileza EMOL

Padre nuestro que estás.....

Archivo del Blog

acount

Nuevo Contador de Visitas

Se produjo un error en este gadget.

A Nuestros Hombres de Armas y nuestros caídos

MARCHA SOLDADOS DEL 73 PARA VER VÍDEO COMPLETO HAGA DOBLE CLIC SOBRE EL.

Libre, Nino Bravo

Ir Mario Montes Papers

Ir Mario Montes Papers
pinchar imagen

Ir comentario Político Semanal

Ir comentario Político Semanal
Pinchar imagen

Si encuentra este libro..léalo

Si encuentra este libro..léalo
vale la pena.....

Pega presidencial pendiente:Justicia

Pega presidencial pendiente:Justicia

Producto Chileno, Producto Bueno

Producto Chileno, Producto Bueno
Además da trabajo a los nuestros.

Usted es el visitante Número