DIFUNDA ESTA PÁGINA.

sábado, 19 de marzo de 2011

Reflexiones pre retorno de nuestras ediciones......

Nuestra misérrima política.....

Las actividades de nuestros políticos simplemente desconciertan a la ciudadanía que les ha dado mandatos claros, de acuerdo con los ofertones que hicieron en el período electoral, y hasta cierto punto producen pena a quienes confiaron en ellos pensando que les interesaba el país, y les ven en mediocres peleas tratando de mantener un poco de poder.



Un ejemplo de lo que decimos es el espectáculo, triste por cierto, que da la concertación que recurre a todas las artimañas posibles para hacer fracasar al Gobierno de Sebastián Piñera, olvidando que fue elegido por la mayoría popular absoluta, y para perfilar a una desprestigiada coalición opositora que parece una vulgar montonera.



Ayer nada más el Senador José Antonio Gómez, Presidente del partido radical social demócrata, se refería, con un tono que evidenciaba vergüenza, a la manera en que está actuando esta mala oposición, a su falta de propuestas y a la absoluta falta de sintonía con lo que la gente quiere, llamando a sus socios a ampliar la concertación y a incorporar los problemas ciudadanos.



Quizás el ejemplo de lo sucedido en la Alcaldía de Carahue es clarísimo, ante el fallecimiento del titular Héctor Figueroa, de la UDI, la concertación intentó imponer al concejal DC, Cristián Morales, pero con votos de RN y la UDI, se designó al radical Pedro Vera, lo que ha desatado las más espantosas descalificaciones y hasta peticiones de expulsión para el actual Edil.



La mantención de acefalia en que tienen a la Municipalidad de La Florida, luego de la renuncia del Alcalde Jorge Gajardo, por la imposibilidad de seguir en el cargo por el estrés provocado por sus propios camaradas que hicieron ingobernable el Municipio, ahora, simplemente no dan quórum, ayer por tercera vez, ausentándose para impedir que un UDI pueda llegar a la Alcaldía.



Las permanentes declaraciones de los directivos de los partidos que conforman la concertación –democracia cristiana, socialista, pepedeista y radicales social demócratas-, además de los pactos públicos y secretos con los comunistas, enseñan a un conglomerado en una crisis terminal, que solo se ha mantenido unida por afanes de poder y la rabia de haber sido derrotados por el Presidente Piñera.



Alza de intereses decretada por el Central.

La determinación del Banco Central de Chile de alzar en 50 puntos la tasa nominal de intereses de política monetaria, que ya ha escalado al 4%, tiene como explicación la incipiente inflación, básicamente provocada por los altos precios de petróleo y los precios internacionales de los alimentos, además de las tensiones en los países árabes y el terremoto-tsunami de Japón.



Esta reducción de los estímulos monetarios, que anunció continuarán en los próximos meses, pone al país en un riesgo inminente de la llegada masiva de capitales “golondrina”, ante la brutal diferencia de intereses con Estados Unidos, Europa y Japón, o capitales especulativos que nada aportan a la productividad nacional.



Como resultado de este aumento, que sin duda será refrendado por la banca privada, que ya mantiene para las pequeñas y medianas empresas, también para los clientes personas, tasas usurarias, subiendo sus tasas en 12,5%, lo que junto al precio del petróleo y el valor del dólar, ponen en riesgo la subsistencia del modelo exportador que tanto ha costado al país.



Pavorosa situación japonesa.

Los muertos y desaparecidos ya superan los 16 millares como resultado del terremoto y tsunami del viernes 11 de marzo de 2011, donde los fallecidos ya han llegado a una cifra muy cercana a los 7 mil muertos, a lo que se debe agregar la psicosis que se ha creado por la emergencia nuclear de la planta de Fukushima, la que ha resultado difícil de controlar por la falta de agua provocada por la falta de electricidad.



Hasta ahora pareciera que los esfuerzos por refrigerar los núcleos de los reactores no han sido del todo exitosos, aunque de acuerdo a lo que hemos escuchado de los expertos deducimos que la prensa internacional ha inflado la gravedad de la situación, lo que sin duda ha dado como resultado reacciones de pánico en Japón y en todo el mundo, aprovechándose de iniciar una fuerte campaña contra este tipo de planta productoras de electricidad.



Rescatamos la manera en que ha reaccionado el pueblo japonés ante estas tres inmensas emergencias que han asolado a Japón, donde no hemos visto excesos en las reacciones populares de otros lugares, como los saqueos en Chile o Haití, y donde hemos visto a la ciudadanía enfrentar las catástrofes con tranquilidad, seriedad y todos tratando de aportar un grano para lograr superar esta horrible tragedia.



La falta de alimentos, de agua, de electricidad y de combustibles, con un clima que les ha golpeado con desusadas temperaturas que han llegado a los -15°centígrados, no han provocado reacciones destempladas, ni tampoco han desatado una fiebre por acaparar estos productos de primera necesidad, ni mucho menos reacciones violentas del disciplinado pueblo nipón que sólo quiere encontrar a sus víctimas y comenzar la reconstrucción de su país.



El cobarde Gadafi.

La cobardía parece ser una de las características que iguala a los dictadores de izquierda que mantienen bajo férreo control militar a sus pueblos, como el llanto pidiendo clemencia y perdón de Chávez durante el golpe cívico-militar de 2002, para levantarse desafiante y amenazante una vez que las fuerzas armadas títeres le reinstalaron en el poder.



Muamar el Gadafi, que tiraniza a Libia desde hace 42 años, se erigió amenazante arropado por las fuerzas de aire, mar y tierra que ese país financia con los ingentes recursos petroleros, y de miles de mercenarios contratados para masacrar al pueblo, para, al ver la reacción del mundo en Naciones Unidas, aplicando exclusión en su espacio aéreo, retroceder como rata declarando un alto al fuego.



Pero, cuidado, como temen algunos Gobiernos europeos y una parte importante de los países democráticos del mundo, el alto al fuego de Gadafi contra los rebeldes y población civil es sólo una trampa del dictador acostumbrado a manipular, pero, que sin mediar ataques militares contra sus adversarios mantendrá la brutal represión contra el pueblo libio.



Hasta antes de la resolución del Consejo de Seguridad el dictador amenazaba con hacer arder el Mediterráneo si era atacado y con desatar un devastador ataque contra Bengasi "sin compasión ni misericordia", asegurando que apoyado en la quinta columna que posee en el bastión rebelde procederá a “liberarlo” de lo que llamó “traidores y perros”.



Aunque no estamos de acuerdo con las intervenciones internacionales para cambiar Gobiernos, creemos que sistemas totalitarios que se han excedido en la represión a sus pueblos, que son la antítesis de la democracia y que sólo se afirman en el poder de las armas, y que además han saqueado a sus países, deben ser erradicados de la faz de la tierra.



Muamar el Gadafi es un descentrado mental que posa de excéntrico, pero, que analizando sus discursos y sus actuaciones, no hay que olvidar el nexo que mantuvo durante los años de la “Revolución Verde” con el terrorismo internacional, sólo se puede llegar a la conclusión que es perturbado mental que desgraciadamente tiene el poder para sojuzgar a los libios.



Crucifijos en las aulas italianas.

Por 15 votos contra dos la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos rectificó ayer la sentencia del 2009, que prohibía la presencia de crucifijos en las escuelas italianas, considerando que no viola el derecho a la educación y la libertad de pensamiento y religión, que el Estado italiano defendió como "uno de los valores seculares de la Constitución italiana".



En la lectura de la conclusión de la sentencia de la Gran Sala del Tribunal, realizada por su Presidente, el Juez francés Jean-Paul Costa, estuvieron presentes los representantes ante el Consejo de Europa de los países que apoyaron la defensa italiana de estos valores, (Armenia, Bulgaria, Chipre, Rusia, Grecia, Lituania, Malta, San Marino y la Santa Sede).



La sala de vistas de la sede de Estrasburgo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos presentó hoy un aforo completo, algo poco habitual en las lecturas de sentencias de Gran Sala, ante la expectación generada. El mismo tribunal verá próximamente la demanda contra Suiza por la convocatoria del referéndum sobre la construcción de nuevos minaretes en el país.




¿Miserables por hacerlo bien?, por Gonzalo Rojas Sánchez.

El reciente twitteo del senador Ignacio Walker, presidente de la DC, refleja muy bien el estado de la Concertación.



Pocas palabras, terribles palabras: "Si el Gobierno ha hecho toda esta parafernalia para diferenciarse de la Presidenta Bachelet y el 27-F, yo digo que hay que ser muy miserable", escribió, suponemos que después de pensarlo varias veces.



Por supuesto que este gobierno es distinto del último de la Concertación; por supuesto que el modo de enfocar una emergencia ha sido diferente de la administración Bachelet, y ciertamente la manera de comunicar se ha distinguido de las estrategias de Vidal o de Tohá. Eso es justamente por lo que votaron los chilenos en enero antepasado: distinguirse de lo anterior, cambiar.



Calificar esa diferenciación de miserable es simplemente una muestra de la propia impotencia. Sí, una señal tanto de la incapacidad demostrada en su momento como, de paso, un reconocimiento de la derrota logística y comunicacional experimentada ahora.



¿Qué esperaba la Concertación? ¿Una situación de descontrol casi total como la del 27-F y los días siguientes? ¿Deseaba una comunicación tan banal como la del ex ministro Vidal cuando aseguraba que "lo que se vio en la costa es maremoto aquí y en Burundi", simplemente sustituyendo al país africano por "Japón"? ¿Quería la Concertación el bis del caos?



Para los opositores, el problema fue que los miserables del Gobierno se comportaron a otra altura: trabajaron con meses de anticipación, se constituyeron a tiempo completo, usaron todos los recursos de seguridad armada convenientes y comunicaron con claridad. Todo eso junto desarmó a la Concertación.



Más importante -aunque quizás todavía no hayan reparado en esto- es que las autoridades gubernamentales usaron un lenguaje y unos conceptos que resultan totalmente inaceptables para el concertacionismo.



Sígase la secuencia del mensaje oficial a la ciudadanía desde las primeras horas del viernes 11: advertencia clara sobre el peligro; invocación al orden en las evacuaciones; petición de colaboración hacia los más débiles; llamado a la obediencia a la autoridad; insistencia en la paciencia frente a la supuesta pasividad del mar; en fin, gratitud por el comportamiento ciudadano una vez terminada la emergencia.



Claridad, orden, solidaridad, obediencia, paciencia y gratitud, todo junto -prudencia, que la llaman.



Conscientes o no -quizás en estos casos afloran de modo algo espontáneo esas actitudes mucho más conservadoras que liberales, que hacen grandes a las naciones-, los colaboradores del Presidente pidieron a la población un conjunto de comportamientos que son completamente opuestos a ese imaginario que alimenta a la Concertación, como a todas las izquierdas: confusión, desorden, egoísmo, rebeldía, impaciencia, autogratificación.



Y los chilenos respondimos. A regañadientes por momentos, porque durante 20 años estuvimos mal acostumbrados a sentirnos dueños absolutos de cada decisión, siempre incentivados a correr las fronteras, a invocar la autonomía personal para cuanta tontería pueda destruirla.



Pero esta vez no. Esta vez el sentido del límite, tan propio de la prudencia y del buen gobierno, fue perfectamente comprendido y respetado. Mira que el mar no entiende de diálogos.



Ese regreso al sentido común, esa sensatez propia del retorno a lo fundamental, eso, a la Concertación le duele en el cuerpo, en las vísceras de su cosmovisión disolvente.



Y, además, tenía que suceder justo a 30 años de la entrada en vigencia de la Constitución actual, la de Pinochet, la que se promulgó en nombre de la autoridad y del orden.



Qué mala onda.



Carta al senador Walker, por Sergio Melnick.

Tengo la mejor impresión del senador Walker, presidente de la DC. Creo que es un aporte para la política nacional, porque eleva el promedio de nuestra querida clase “politiquensis chilensis”. Como todos nosotros, él también tiene sus caídas. Pero es diferente la caída de un honorable senador de la República que la de quien no representa a nadie más que a sí mismo, como un simple columnista: los líderes deben ser mejores al promedio, de otro modo no hay progreso posible.



Don Ignacio ha dicho: “Si el gobierno ha hecho toda esta parafernalia para diferenciarse de la Presidenta Bachelet y el 27-F, yo digo que hay que ser muy miserable”.



Qué tal, amigos. Miserable es un adjetivo harto fuerte. De acuerdo al diccionario, significa infeliz, desdichado, abatido, de escasa cuantía o valor, avariento, mezquino, tacaño, malvado, abyecto, canalla, perverso, roñoso. Deriva del equivalente latino miserabilis.



Lo primero es preguntarse por qué ha reaccionado de manera tan agresiva, no siendo él de ese carácter y tratándose incluso un hombre de fe. ¿Qué estará pasando en la Concertación para que una legítima comparación entre gestiones genere tal grado de virulencia por parte de su líder principal? Lo razonable hubiese sido demostrar con antecedentes concretos que la gestión anterior fue igual o mejor a la actual, pero no descalificar tan fuertemente al adversario político. ¿Volveremos de a poco a las descalificaciones de la UP? Roguemos que no.



Las imágenes que todos vimos en la Onemi el 27-F, con una Presidenta que no sabía qué hacer; con los teléfonos satelitales guardados en la bodega, como sabemos ahora; con un ministro Vidal que partió para La Moneda en vez de a la Onemi, porque no había protocolos; con una posterior ola de saqueos que todos veíamos en la televisión, menos el Gobierno, que no sacaba a los militares por razones ideológicas, eran simplemente una comedia como las de los tres chiflados.



Entonces, aunque los episodios de emergencia son diferentes, el impecable funcionamiento del Gobierno merece una comparación legítima. Y ya que el senador me la deja rebotando frente al arco, me pregunto: si para él fue miserable esta comparación del Gobierno actual, ¿cómo calificaría algunas de las muchas actuaciones del gobierno que defiende?



En un país con extrema pobreza, ¿podemos acaso darnos el lujo perder miles de millones de dólares en los ferrocarriles, simplemente por mala gestión y voluntarismo político? ¿Podemos cometer estropicios increíbles, como el Transantiago, que también cuesta recursos gigantescos que debieran ir a la pobreza? ¿Y cómo podemos calificar a las ratas comiéndose los remedios en la Cenabast? ¿Podemos darnos el lujo de destrozar la Enap y perder más de US$ 1.000 millones, y dejarla con una deuda de más de US$ 4.000 millones? ¿Y qué decir de las malas prácticas del Sename, que costaron hasta la vida de algunos jóvenes? ¿Y cómo calificar las listas de espera de cientos de miles de personas del AUGE? Y podríamos seguir con los escándalos de la intendencia de la V Región o de las becas Valech, sin mencionar el aumento sostenido de la delincuencia o los despilfarros e inoperancia de la Conadi. Podríamos además acordarnos de todo lo que ocurrió en el deporte o de los programas sociales mal diseñados y no evaluados. En Educación, las cosas no fueron mejor, y me acuerdo ahora de los 140 abogados, 80 periodistas, 450 viajes al exterior por año. ¿Puede un gobernante socialista gastarse $ 40 millones al mes en flores para La Moneda?



El gobierno Bachelet terminó con 350 mil pobres más de los con que partió. Todo esto ocurrió en un festival del gasto público que se expandió a más del 10% por año promedio, frente a una magra expansión de la economía del 2,7% promedio anual. Es decir, todos estos estropicios fueron producto de la mala gestión, no de la falta de recursos.



Eso, para no acordarse de quien rasgaba vestiduras contra las dictaduras, pero a la primera oportunidad corría de manera poco decorosa a besar la mano de uno de los peores dictadores de la región, y que celebraba su amistad con el ex dictador alemán, uno de los peores de la historia.



Si Piñera de verdad hiciera recuento sistemático de lo que encontró, eso sí que sería un festín público.



Le reitero, senador, mis respetos, y de verdad me gusta su gestión, pero honestamente creo que se equivocó y le debe una disculpa, humilde y honorable, al Presidente. Eso sólo lo engrandecerá a Ud. y será un ejemplo para todos.

Nota de la Redacción:

Aunque anoche llegamos a nuestro lugar de trabajo, en Santiago de Chile, el miércoles 23 de enero reiniciaremos la publicación de nuestra publicación, que se actualiza de lunes a sábado, pidiendo, de ante mano, a nuestros amigos y amigas disculpas por lo prolongado de nuestras vacaciones, las que consideramos una necesidad debido que estábamos demasiado estresados, de las que regresamos con nuevas fuerzas para continuar con nuestra lucha por la verdad, la justicia y las libertades....



Por el momento les dejamos con un video con las amenazas del payasesco Gadafi contra sus adversarios, dos columnas interesantísimas de Gonzalo Rojas y de Sergio Melnick, y con algunas meditaciones sobre temas que creemos importante no dejar pasar, pues, sin duda alguna serán las temáticas que marcarán las noticias de las próximas horas, especialmente a contar del lunes, con la llegada a Chile del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

De nuestro Twitter

EMPRENDEDORES RESPONDEN A LAS MENTIRAS DEL OFICIALISMO BACHELETISTA.

#GolpeAlaPyme.

Hágase seguidor de Reacción Chilena

Evelyn Matthei evaluó en CNN los 3 primeros meses de Bachelet…

Impactante: Ex dirigente secundaria sería la joven encapuchada grabada por Carabineros.

LANATA : CARTA A CRISTINA FERNÁNDEZ.

Juzgue usted si Bachelet sabía o no del maremoto... , video gentileza EMOL-

"La desnacionalización del cobre no la hizo Pinochet sino que fue la concertación".

Polémica por video de la Onemi del 27F, Bachelet niega tsunami...Gentileza EMOL.

Bachalet niega tsunami a las 8:59am del 27F
Enter a long URL to make tiny:

Mantenemos este video como un homenaje a Felipe Cubillos .

De nuestras páginas

Estamos en Twitter

Follow reacchi on Twitter

Canción Nacional de Chile completa con todas sus estrofas....

Imagenes de un recuerdo siniestro

Marcha Soldados del 73, con imágenes

PARA VER COMPLETO HAGA DOBLE CLIC SOBRE EL VÍDEO.

Letra Marcha: Soldados del 73

Letra Marcha Soldados del 73

Autor: Rosabella Liniers
Compositor Gianfranco



Son hermanos los Infantes,
todas las armas y soldados del ayer
Carabineros, Marinos y Aviadores
Combatientes del 73.

Un sólo cuerpo, un sólo corazón,
noble misión, proteger a la Nación,
la frente en alto saliendo del cuartel,
los soldados del 73.

Ya dió la orden mi General,
para vencer tenemos que luchar,
no ha sido arriada jamás nuestra bandera,
orgullo eterno de nuestra libertad.

En el recuento se hace el silencio,
por los heridos, los caídos que no están,
lo lamento mi Capitán,
mi Sargento no le puede contestar.

La Patria es libre, llegó la paz,
en el desierto, el cielo, azul el mar,
ya nuestros hombres cantan victoria
Combatientes del 73

Ya dió la orden mi General,
para vencer tenemos que luchar,
no ha sido arriada jamás nuestra bandera,
orgullo eterno de nuestra libertad.

Piñera anuncia propuesta de reformas educacional y tributaria, gentileza EMOL

Padre nuestro que estás.....

Archivo del Blog

acount

Nuevo Contador de Visitas

Se produjo un error en este gadget.

A Nuestros Hombres de Armas y nuestros caídos

MARCHA SOLDADOS DEL 73 PARA VER VÍDEO COMPLETO HAGA DOBLE CLIC SOBRE EL.

Libre, Nino Bravo

Ir Mario Montes Papers

Ir Mario Montes Papers
pinchar imagen

Ir comentario Político Semanal

Ir comentario Político Semanal
Pinchar imagen

Si encuentra este libro..léalo

Si encuentra este libro..léalo
vale la pena.....

Pega presidencial pendiente:Justicia

Pega presidencial pendiente:Justicia

Producto Chileno, Producto Bueno

Producto Chileno, Producto Bueno
Además da trabajo a los nuestros.

Usted es el visitante Número